Nuevos centros comerciales de Bogotá no podrán generar impactos urbanísticos

Un nuevo Decreto establece que al implantarse un centro comercial en la ciudad, se debe realizar un Plan de Implantación para evitar que genere impacto en sus alrededores tales como trancones, ruido y altos flujos de personas.

La Administración Distrital anunció esta semana que evitará que el desarrollo de cualquier centro comercial que supere 2.000 m2 construidos genere impacto en sus alrededores tales como trancones, ruido y altos flujos de personas, debido a que ‘‘irrumpen con la tranquilidad de los habitantes y transeúntes’’.

Según el director de Planes Maestros y Complementarios de la Secretaría Distrital de Planeación (SDP), Edgar Andrés Figueroa, “muchos proyectos gigantes como algunos centros comerciales de la ciudad por un tecnicismo en la norma no aplicaban el Plan, y por ello tenemos hoy día muchos impactos alrededor de éstos. Ahora la norma define con más rigurosidad las obligaciones. Tenemos que evitar esos impactos urbanísticos que son negativos para la movilidad y el funcionamiento de la ciudad”.

Con la firma del Decreto No. 079 de 2015, el Distrito concreta las obligaciones, elimina la complejidad interpretativa presente en la norma anterior y garantiza que el proyecto se desarrolle teniendo en cuenta la dinámica actual de la ciudad, puesto que antes los Centros Comerciales se desarrollaban en la ciudad sin obedecer a la norma, generando impactos al entorno inmediato relacionados con la movilidad vehicular y el flujo peatonal.

Según Figueroa, “esta nueva norma garantiza la exigencia de los Planes de Implantación, haciendo que se desarrollen a cabalidad todas las acciones de mitigación para evitar los impactos de un proyecto como este”.

El nuevo Decreto establece que al implantarse una gran construcción como un centro comercial en la ciudad, debe realizarse un Plan de Implantación y cumplir a cabalidad las obligaciones propias de los mismos. 

últimas noticias