Ocho mil niños con epilepsia están en precarias condiciones de salud

La denuncia, hecha desde el Concejo de Bogotá, alerta también insuficiencia en el suministro de medicamentos.

Este martes la concejal Clara Lucía Sandoval hizo una grave denuncia con relación al estado de salud de más de 8.000 niños que sufren epilepsia en Bogotá.

“Las madres de los niños con epilepsia además de sufrir los padecimientos propios de la enfermedad en sus hijos, sufren porque sus pequeños son tratados en la red pública de salud con discriminación y la atención es incompleta e impredecible”, manifestó.

De acuerdo a información suministrada por la concejal Sandoval, frente a esta problemática la Administración Distrital dijo que sólo contaba con siete neuropediatras en toda la red pública, de los cuales 2 son de planta y trabajan 8 horas diarias, los demás son de medio tiempo.

“Es importante recordar que más de 8000 niños en Bogotá sufren algún grado de epilepsia y el Distrito sólo cuenta con dos neuropediatras de tiempo completo y cinco de medio tiempo para solventar ese grave problema de salud”, indicó.

La concejal dice que hay razones suficientes para que las madres de los menores con epilepsias se quejen por el insuficiente suministro de medicamentos, así como la ignorancia técnica de atención en los médicos pediatras de la red pública; por lo que exige se mejore la atención básica, se aumente el número de médicos especialistas, se capacite a los pediatras y se suministren los medicamentos de manera periódica y eficiente.

Aproximadamente el 1% de la población mundial tiene epilepsia y se ha calculado que un 10 % de estos pacientes presentan más de una crisis al mes; paralelamente 5 millones de personas sufren severas discapacidades originadas por las crisis epilépticas.

La epilepsia se manifiesta en todas las edades, en el 76.8 % se presenta antes de la adolescencia, 16.3% aparece en jóvenes, 5.2 % en los adultos y 1.7 % en los ancianos, además conlleva un mayor riesgo de muerte prematura, especialmente en pacientes con epilepsia crónica. La muerte súbita e inesperada ha sido reconocida como uno de los principales culpables de este aumento de la mortalidad. La epilepsia conlleva una mortalidad significativa que, en promedio, es de 2-3 veces mayor que en la población general.