Odisea en Usme

Desacuerdos en la Secretaría de Planeación Distrital tienen paralizada construcción de hospital en la localidad.

Un hospital de segundo nivel que podría haberse levantado en cuestión de dos años, lleva cinco en veremos. Con más de 33 mil millones de pesos asignados para su construcción, ni siquiera el predio en el que será construido ha sido debidamente cedido a la gerencia del Hospital de Usme, que desde 2005 busca satisfacer una creciente demanda de servicios de salud, en la localidad de la ciudad que más proyecta crecer demográficamente en los próximos años.

Según una denuncia realizada ayer por la Personería Distrital, el equipo del Hospital de Usme lleva cinco años presa de un remolino burocrático que involucra directamente a la Secretaria Distrital de Planeación y a una de sus oficinas, el Taller de la Defensoría del Espacio Público. La situación, “no sólo generará mayores costos que los previstos inicialmente, sino que impide mejorar el servicio de salud en la zona”, reza el comunicado de la entidad.

En el año 2005 —viendo la saturación del único hospital de nivel uno que existe en una localidad de 380 mil personas, y ante su inminente estallido poblacional, que prevé la construcción de unas 75 mil viviendas de aquí a 2015—, la gerencia del Hospital de Usme se lanzó a la tarea de ubicar un terreno en el cual construir un hospital de nivel dos.

Luego de tres predios rechazados por la Secretaría de Planeación Distrital (que debe dar el visto bueno), la gerenta del hospital, Liliana Paternina, dio con una zona verde comunal idónea para la construcción del inmueble, y en noviembre de 2009 le pidió Planeación el permiso que validara esa idoneidad.

La respuesta vino en mayo de 2010, cuando la oficina jurídica de Planeación le dio visto bueno a Paternina para que comenzara el diseño del plan de implantación —requisito previo para poner a andar la construcción—. En el memorando, la oficina jurídica declaró que al “terreno a ocupar no le es exigible sustituirlo en los términos del Decreto 248 de 2005”. Lo que quiere decir que, pese a ser zona verde, el hospital no ocuparía toda el área y por ende no debería devolver al Distrito otra área semejante por cuenta de su construcción.

Con esto en mente, en abril de este año se presentó el plan de implantación del Hospital de Usme, sólo para encontrarse con que el Taller de la Defensoría del Espacio Público, adscrita a la misma Secretaría de Planeación, se opone ahora a la utilización del predio por considerarlo zona verde.

Lo que Paternina y la Personería no se logran explicar es cómo, un año y medio después de que Planeación diera el visto bueno, ahora una de sus mismas divisiones se opone al mismo. “El Taller de la Defensoría del Espacio Público está diciendo que el hospital va a ocupar toda la zona verde y que por eso el proyecto no es viable. Pero el Hospital de Usme ha dejado claro que no va a ocupar toda la zona, por eso fue que obtuvieron el visto bueno de Planeación”, explica Nancy Celis, personera delegada del Medio Ambiente. “Ahora los del hospital están desesperados”, añade.

Fuentes en Planeación le dijeron a El Espectador que la entidad considera viable el proyecto. La demora se debería a que las dependencias están poniéndose de acuerdo para resolver sus diferencias técnicas y darle el visto bueno oficial al proyecto.