Las ONG antitaurinas declaran su apoyo a Petro

Así se celebró en Bogotá el encuentro entre las principales organizaciones que trabajan por la eliminación de la tauromaquia.

Representantes de tres organizaciones mundiales que luchan contra el maltrato animal se dieron cita este martes  en el Planetario Distrital, durante un foro en el que se presentaron experiencias y proyecciones de protección animal, así como resultados de investigaciones recientes sobre las percepciones con relación a la tauromaquia en países como España, México, Perú y Colombia.

El panel estuvo compuesto por tres organizaciones trascendentes a nivel mundial. En primer lugar estaba CAS International, establecida en Utrecht (Holanda). Se trata de la organización europea más grande dedicada exclusivamente a la abolición de las corridas de toros y fiestas crueles donde toros y otros animales son torturados. "Nuestro objetivo más importante es parar este abuso animal. Nuestro primer logro fue la concienciación de los turistas belgas y holandeses para que dejasen de acudir como turistas a las corridas de toros. La mayoría de los turistas piensan que la tauromaquia es tan sólo un “juego” o “baile” con el toro, y sólo cuando ya han pagado el boleto se dan cuenta de que se trata de una actividad extremadamente cruel con el animal”, dice Marius Kolff, director de esta ONG.

“Una vez logrado este objetivo, nos centramos en realizar acciones de lobby en aquellos países de todo el mundo donde aún tienen lugar las corridas. Esto ha llevado a que 108 municipalidades por todo el mundo se hayan declarado anti taurinas o hayan directamente prohibido la tauromaquia, como es el caso de Cataluña”, sostiene Kolff.

Ese es el mismo objetivo de la plataforma española 'La Tortura No Es Cultura', compuesta por las principales asociaciones de protección animal de ese país. Se unieron el 28 de Mayo de 2010 para protestar por la declaración unilateral por parte de la Comunidad de Madrid de la Tauromaquia como bien de Interés Cultural. Esta unión dio lugar a la mayor manifestación de la historia contra las corridas de toros, reuniendo en la capital española a más de 20.000 personas. A partir de entonces, “hemos realizado importantes labores de concientización y, sobre todo, de protección a la infancia. Desde 2007 la asistencia a las corridas de toros ha descendido en España un 41% y sólo un 13% de los españoles la defienden firmemente”, explica Marta Esteban Miñano, presidenta de la Plataforma.

No menos importante, y con mayor presencia en Colombia, está la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA); una ONG internacional que trabaja en campañas para tratar los problemas de bienestar animal. Según Ricardo Jiménez, director de comunicaciones de esta organización, “mejoramos las vidas de los animales y evitamos la crueldad hacia ellos, trabajando directamente con las comunidades y los dueños. El trabajo de campo con aliados locales, nos permite tener un mayor efecto y estar activos en más de 50 países”.

Por más de 10 años, la WSPA ha trabajado y apoyado campañas para terminar con la tauromaquia, “bajo la convicción de que la herencia cultural no puede ser excusa para la crueldad y que las tradiciones crueles deben ser revaluadas. Nuestro trabajo anti taurino se ha llevado a cabo en países como España, México, Colombia, Ecuador y Perú, apoyando la declaración de municipios anti taurinos”, dice Jiménez.

La Sociedad Mundial para la Protección Animal ha apoyado a organizaciones para promover actividades culturales sin violencia ni crueldad hacia los animales como alternativas a los espectáculos taurinos, ha apoyado el lobby de organizaciones para lograr la declaratoria de municipios anti taurinos, ha formado parte de coaliciones para la prohibición de las corridas de toros y ha trabajado con políticos y gobernantes para decrecer el apoyo a la industria taurina y la asistencia a las plazas. “En Antioquia, hemos trabajado con la bancada animalista para que el departamento y su capital se declaren anti taurinos y adopten una política anti crueldad animal”, sin embargo, reconocen que los resultados, por ahora, no son los mejores para los intereses animalistas. 

La razón de su presencia en Bogotá es porque consideran que Colombia es un ejemplo en temas de protección animal. "En Medellín hemos visto documentos de su Asociación Protección de Animales que se remonta a 1936 y las medidas de protección de la fauna silvestre y doméstica así como la sustitución de la tracción a sangre son ejemplares. También porque queremos conseguir una estrecha colaboración con las organizaciones no gubernamentales, instituciones y representantes públicos para avanzar en el fin de la tauromaquia, del maltrato animal en general y de una sociedad menos violenta”, dijo uno de los visitantes provenientes de España.

La conversión de la Plaza de Toros en la “Plaza de Todos” por decisión del alcalde Gustavo Petro fue la motivación de estas organizaciones para venir a Bogotá. “Es un ejemplo que ha dado la vuelta al mundo. Demuestra cómo transformar la tortura y el entretenimiento cruel de una élite en una actividad cultural y enriquecedora para la mayoría de los ciudadanos. Y hemos querido venir aquí para comprobarlo y darle nuestro apoyo desde más de 80 organizaciones de todo el mundo para que eso siga siendo así”, puntualizó Milano.