Operativo de la Policía en Chapinero deja 13 capturados por venta de drogas

Los cálculos previos indican que diariamente, la red recibía más de 7 millones de pesos en utilidades.

Policía Nacional

La Policía Metropolitana de Bogotá desarticuló este viernes una banda que se dedicaba a vender drogas en la localidad de Chapinero, por medio de tres hombres encubiertos que realizaron vigilancias y seguimientos en el marco de la operación 'Rumba', llevada a cabo entre las calles 57 y 59, y entre carreras 11 y 13, con la cual identificaron a los integrantes de la estructura, conocieron su modus operandi y cómo era la red de comercialización de estupefacientes

De acuerdo con dichas investigaciones, la Policía logró establecer que éstas personas almacenaban las sustancias ilegales en un inmueble ubicado a tres cuadras de lugar de venta, y en el sitio, lo escondían en pequeñas cantidades dentro de tubos, desagües, e incluso dentro de vallas publicitarias.

Asimismo, la investigación también llevó a los miembros de la Policía a allanar un establecimiento público, en donde se encontró gran cantidad de estupefacientes y se corroboró judicialmente que en el interior vendían drogas a los asiduos clientes del establecimiento.

Según los operativos, que fueron autorizados por la Fiscalía General de la Nación, en una noche de viernes o sábado lograban vender por lo menos 600 unidades diferentes de estupefacientes, a personas que en su mayoría eran jóvenes universitarios y ejecutivos. Los cálculos previos indican que diariamente, la red recibía más de 7 millones de pesos en utilidades.

Sin embargo, como pudieron establecer los agentes encubiertos de la Policía, el negocio también se realizaba entre semana y desde tempranas horas, ya que vendían bazuco a entre 50 y 60 habitantes de calle por hora, lo cual sería una de las entradas más fuertes de la organización.

Las labores investigativas iniciaron en diciembre de 2014 debido a denuncias de comerciantes y residentes del sector, quienes empezaron a notar cambios en la rutina de la localidad, producto de la venta de estupefacientes.

El cabecilla de la organización era alias 'El chulo'. El sujeto tiene antecedentes por porte y venta de estupefacientes y era el encargado de manejar y entregar las sustancias a sus subalternos, quienes deambulaban y comercializaban drogas sintéticas, cocaína, ácidos y bazuco a dos cuadras a la redonda en su zona de influencia.

Los 13 sujetos capturados fueron presentados ante un juez de garantías. Todos fueron enviados a centro carcelario por los delitos de concierto para delinquir agravado y porte y tráfico de estupefacientes.