Opinión: Los intangibles que transforman Bogotá

En ProBogotá pasamos gran parte de nuestro tiempo pensando, imaginando y proponiendo cómo debe ser el modelo de planeación urbana que debe existir en la capital, cuál es el sistema de transporte multimodal que necesita y se merece la ciudad, o cuál es la tecnología que está a la vanguardia mundial y qué debemos implementar para transformarla en una ciudad inteligente.

Pixabay.

Estos interrogantes son indispensables para la planeación de largo plazo de la ciudad, y son parte de nuestro deber ser. Sin embargo, a veces pasamos por alto el activo más preciado que tenemos: su gente. Tal vez caemos, sin querer, en la trampa en que caen muchos de los gobernantes urbanos que piensan que el “concreto” es el legado o lo que determinara el nivel de desarrollo de una ciudad. La realidad es que, sin los bogotanos, nacidos o adoptados, Bogotá no sería y nunca será la ciudad que tanto planeamos y deseamos.

Por este motivo, hace unos meses en conjunto con otras entidades, como el CESA, nos dimos a la tarea de  reconocer y visibilizar a los ‘transformadores desconocidos’ menores de 50 años que han logrado modificar la realidad de Bogotá. La primera y tal vez más importante, es que tanto Bogotá como Colombia en general, está urgida de encontrar nuevos referentes de liderazgo. Líderes que unan, que pongan fin a la polarización a la que nos hemos enfrentado en la última década.

Es hora de ponerle el reflector a líderes positivos, las historias a contar sobre colombianos en Netflix no pueden seguir siendo las de los narcos. Segundo, queremos inspirar a tomar acciones de liderazgo a través de la búsqueda de soluciones, demostrando que, con acciones sencillas, pero concretas, se transforma una sociedad y se combaten las principales problemáticas de la ciudad. Una razón adicional, en ProBogotá estamos interesados en desarrollar y darle sostenibilidad a las buenas prácticas políticas, que aportan a vivir mejor.

Después de un ejercicio juicioso, consistente en analizar más de cien perfiles de mujeres y hombres que trabajan por y para Bogotá-región, llegamos a una muestra de 50 líderes que han transformado la región capital en diferentes campos como la cultura, la educación, la movilidad, la innovación, el ambiente, el emprendimiento, los derechos y la convivencia, a través de procesos sostenibles.

La gran mayoría de los nombres están alrededor de los 30 años, no encabezan los titulares diarios de la gran prensa, ni son el “hashtag” de moda. Sin embargo, cuentan con historias y proyectos únicos, que reflejan una diversidad de intereses y de ideas importantes y en donde tiene una fuerte presencia la mujer, como esperábamos y como debe ser.

Nombres con algún reconocimiento como el de Andrés Wiesner o Diego Garzón, hacen parte del grupo. Pero hay otros que son verdaderamente llamativos por su aporte silencioso en distintos temas de la ciudad: Adriana Sanabria que, por ejemplo, ha usado a la bicicleta como un símbolo a través del cual fomenta el conocimiento de los acuerdos de paz y promueve el uso responsable de este medio transporte, además de hacer veeduría acerca de la infraestructura que pone a disposición la ciudad para los biciusuarios.  O Julián Quintero de “Échele cabeza” una manera alternativa para abordar el tema del consumo de drogas entre los jóvenes.  También están los casos de mujeres valerosas como Nohra Padilla, que es la líder recicladora más importante de Bogotá por su trabajo de movilización y de litigio en favor de esa población.

Esta es apenas una muestra, por que con seguridad hay miles más, de transformadores de Bogotá. Ejemplo de que, con iniciativas innovadoras, en equipo, con perseverancia, pero sobre todo con un propósito claro, es posible tener un liderazgo positivo y generar un impacto en esta ciudad que lo necesita. Aunque sabemos que ninguno de ellos trabaja por un reconocimiento, ¡felicitaciones! Pero más que nada, ¡gracias! por aportar en la construcción de la Bogotá que nos permita vivir mejor a todos.

*Asesora de Presidencia para Futuro del Empleo y Desarrollo Económico, ProBogotá

866336

2019-06-17T10:25:20-05:00

article

2019-06-17T10:25:20-05:00

jamarin_84

none

María Alejandra Palacio*

Bogotá

Opinión: Los intangibles que transforman Bogotá

49

3886

3935

Temas relacionados