Ordenan arresto de personera de Bogotá por incumplir fallo de tutela

Un juzgado de Bogotá determinó que Carmen Teresa Castañeda debe ser arrestada por un día por no reintegrar a un funcionario que reclamaba que aún no había cumplido los requisitos para pensionarse. El organismo se defiende.

Carmen Teresa Castañeda. /Concejo de Bogotá

Por incumplir un fallo de tutela que determinó reintegrar a un funcionario, un juzgado de Bogotá ordenó el arresto por un día de la personera distrital, Carmen Teresa Castañeda.

En la decisión, proferida en segunda instancia por el Juez 43 Civil del Circuito de Bogotá, se argumenta que la entidad incumplió el sentido de la determinación judicial, por lo que Castañeda –como representante legal del ente de control– debe ser arrestada durante 24 horas.

El caso tiene que ver con una tutela que interpuso en octubre de 2016 un funcionario identificado como Eduardo José Herazo Sabbag, de 60 años, quien fue removido de la Personería –donde figuraba como personero delegado penal– por resolución y que fue declarado insubsistente. El empleado reclamaba que, por su calidad de pre-pensionado, no podía ser retirado hasta tanto cumpliera los requisitos legales para acceder a su pensión.

Aunque la entidad anunció que acata la decisión, emitió un comunicado de prensa en el que sostiene que no comparte el sentido del fallo y lo califica como una “abierta contradicción de la normatividad vigente, el patrimonio público y el interés general”. Argumenta la Personería que el funcionario es de libre nombramiento y remoción, y que ya cumplió con todos los requisitos legales para pensionarse.

“El señor Herazo Sabbag no está vinculado al régimen de prima media, sino a un Fondo de Pensión Privado en el que se encuentra corroborado que cuenta con los requisitos legales para acceder a su pensión, pues a la fecha tiene las semanas cotizadas y los aportes exigidos por la ley”, aseguró la Personería.

El organismo señala además que, en cumplimiento del fallo, le ofreció a Herazo un contrato de prestación de servicios por $20 millones, el cual iguala las condiciones salariales que devengaba. “No obstante, se negó a aceptarla”.

“Esta situación conlleva a que la Personería Distrital deba mantenerlo de manera indefinida, hasta tanto y según criterio del tutelante, se mejore su promedio de aportes para elevar su pensión, creando un nefasto precedente judicial, pero sobre todo desconociendo el derecho a la igualdad, ya que millones de colombianos ni siquiera pueden acceder a cotizar recursos para su jubilación”, agrega la entidad.

La Personería –que se declaró a la espera de que la Corte Constitucional revise la tutela– recuerda que, en primera instancia, ya había sido negada la solicitud de amparo presentada por el funcionario, al considerar que no se le estaba afectando su mínimo vital, “pues contaba con todos los requisitos para garantizarse una pensión digna y se contaba con otros recursos judiciales para reclamar ante la justicia sus pretensiones”.