Otro paso para el tren de cercanías de Bogotá - Cundinamarca

La Gobernación y la Alcaldía analizan la propuesta que presentaron Vossloh de Alemania, Torres Cámara de España y Conconcreto de Colombia.

El Espectador

Este martes fue presentada en la Gobernación de Cundinamarca la propuesta de Asociación Público Privada del consorcio integrado por las firmas Vossloh de Alemania, Torres Cámara de España y Conconcreto de Colombia, para construir, poner en marcha y explotar el tren de cercanías Bogotá – Cundinamarca.
Ahora, esta propuesta pasa a estudio de factibilidad, luego de haber sido presentada ante el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, y el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz.

La primera línea de ese tren, partirá de la Estación de la Sabana en Bogotá y llegará al municipio de Soacha usando parte del antiguo ferrocarril y tendría la capacidad de transportar unas 90 mil personas.

El segundo corredor tendrá 39 kilómetros y partirá de Bogotá hacia Facatativá y tendrá un tramo adicional que conecte en Fontibón con el Aeropuerto El Dorado y podría transportar 70 mil personas al día y tendría 17 estaciones. En total los dos trayectos tienen 63 kilómetros.

En el negocio participa la Gobernación de Cundinamarca y el Gobierno Nacional a través de la Agencia Nacional de Infraestructura; pagaría cerca del 20% de la obra y el consorcio 80%. Estos últimos tendrán el derecho de explotación del tren durante 30 años.

“Hoy con este paso ratificamos el comienzo de la construcción del transporte multimodal. La tecnología del Tren Tram le conviene a Bogotá y con esa innovación iniciamos la integración en la movilidad, postura por la cual tuvimos una fuerte y dañina resistencia al cambio”, dijo Petro.

“Hoy revivimos la línea férreas y las articulamos con transporte eléctrico. Aquí hoy ligamos la población de Funza, Mosquera, Madrid, Facatativá y Soacha con el metro de Bogotá. Hoy cambia la historia, si volvemos realidad esos planos y estudios habremos cambiando el paradigma del transporte tradicional al multimodal, el cable, el tren, el metro ligero, el metro pesado y los buses. Aquí se cambia el paradigma del transporte articulado por la Empresa Férrea Regional al mando de Bogotá y Cundinamarca”, agregó el alcalde de la capital.