“Esto no puede quedar como si nada”: padre de menor golpeado por seis estudiantes en Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

En una entrevista con El Espectador, Álvaro Márquez, padre de un menor, de 16 años, que fue golpeado por seis estudiantes el pasado 23 de octubre, asegura que, legalmente llegará hasta donde se deba, para exigir justicia por lo sucedido.

El pasado viernes 23 de octubre, un joven de 16 años regresaba a su casa, después de haber asistido a una fiesta. Cuando estaba en el parque del barrio El Batán (Suba) fue abordado por seis estudiantes, también menores de edad, que le propinaron una fuerte golpiza, patadas en todo su cuerpo y le estallaron una botella en su espalda. Por sus lesiones, el personal de salud que lo atendió dictaminó 50 días de incapacidad.

El padre del menor, Álvaro Márquez, narró para El Espectador como ocurrieron los hechos esa noche. “Mi hijo fue a una reunión. Allí había muchachos de su edad y parece que durante el evento hubo roces entre ellos. Pero mi hijo me dice que el tema no pasó a mayores”, inició el Márquez.

Pero, al parecer, la tensión continuó, pues cuando el menor iba de regreso a su casa, junto con unos amigos, la discusión siguió a través de mensajes y fue así como los seis estudiantes conocieron la ubicación del joven. “Los muchachos llegan hasta el parque de El Batán en un servicio de Uber. Yo vi en medios que el conductor del vehículo dijo que ellos llevaban un cuchillo. Y pues, mi hijo estaba en la mitad del parque y ellos se le abalanzaron”, relató el padre.

Según Márquez, la primera reacción del menor fue correr. Sin embargo, uno de ellos le rompió una botella en la espalda, por lo que cayó al piso. “El recibió múltiples patadas y después perdió el conocimiento. Luego estos muchachos se fueron y a mi hijo lo ayudaron sus amigos, quienes no fueron agredidos en ese momento”.

A la medianoche, notificaron al padre, quien llevó al menor a un centro de salud para que fuera atendido. “En la clínica le hicieron una tomografía. Tiene múltiples traumatismos en la cabeza, más que todo, en los ojos y los pómulos. También tiene una fractura en la nariz. Estuvo en observación neurológica por seis horas”, explicó el progenitor.

>>>Lea: En Bogotá, buscan al agresor de mujer que recibió siete golpes con hacha en su cabeza

Después de que le dieron de alta, el padre interpuso una denuncia por lesiones personales y se dirigió con su hijo a Medicina Legal para que le hicieran la valoración correspondiente. “Allá lo revisaron y le dieron una incapacidad de 50 días. En este momento mi hijo quedó con secuelas en su cara. La fractura de su nariz va a requerir de una cirugía de corrección. Más adelante, Medicina Legal le hará una segunda valoración”, dijo Márquez.

Sin embargo, el padre del menor no quiere que la situación pase desapercibida, por lo que asegura, llegará hasta donde se deba para que se haga justicia. “El proceso tiene dos partes para nosotros: uno es la denuncia penal por lesiones personales. Eso debe tener unas penas, las que sea, porque son menores de edad. Y por la parte civil también hay otra denuncia por lesiones personales, que será basada en los daños causados a mi hijo, ya sean transitorios o permanentes”, explicó.

“Esto no puede quedar como si nada. Todos cometemos errores, pero los errores tienen consecuencias y uno debe asumirlas. Las consecuencias las dictará la ley. Nosotros no vamos a tomar justicia por mano propia, de ninguna manera. Nosotros confiamos en las instituciones y en la ley”, aseguró Márquez.

En este momento, el menor se encuentra estable, pero la golpiza le ha dejado, además de los daños físicos, afectaciones emocionales. “Las heridas han ido sanando poco a poco. Su nariz está muy torcida. Pero él, psicológicamente, está muy afectado. Hay tristeza, llora constantemente por lo sucedido. Está en un tratamiento médico, con antinflamatorios y estamos iniciando un tratamiento psicológico”, finalizó el padre.

Por otro lado, gracias al relato del conductor que transportó a los menores después de haber cometido la agresión y a un video de la golpiza, la Policía logró identificar a los seis niños. Sus padres ya fueron notificados de lo sucedido.

Comparte en redes: