¿Palomas para alimentar habitantes de calle?

El concejal Pedro Santiesteban señala que es una propuesta estructurada, pues no se cazarán sino se criarán, y podría servir para solucionar dos problemas.

De acuerdo con expertos no existen riesgos de transmisión de enfermedades por el consumo de estas aves. /EFE.

En Bogotá hay muchas palomas y en las calles gente con hambre. Por eso, según el concejal Pedro Santiesteban, ambos problemas podrían tener una solución: que los habitantes de calle se puedan alimentar con carne de paloma.

Así lo expuso el concejal del Centro Democrático, quien afirmó en el cabildo que “la carne de esas palomas nos servirían para mitigar el hambre de muchos pobladores de la ciudad, por ejemplo, los mismos pobladores del Bronx”, aseguró durante la sesión de este martes.

Sin embargo, el cabildante aclaró que no se trata de ir a cazar aves en la Plaza de Bolívar, sino que esta iniciativa obedece a una propuesta más estructurada, que consiste en que se puedan contar con criaderos de palomas para el consumo humano.

“Si sacamos del nido uno de los dos huevos que pone una pareja de palomas, se podría disminuir la proliferación de palomas y a su vez podríamos llevar ese huevo a un galpón como se crían las gallinas y, en la medida en que crezca sana, podría usarse como alimento“, explicó el cabildante, quien agregó que “esta es una carne rica en vitaminas y proteínas, y es un producto apetecido en varios países”.

La iniciativa de Santiesteban no es nueva. Ya en el 2012, Óscar De Allende, director de Fauna de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba (Argentina) había hecho una propuesta similar: usar palomas en la dieta de los niños pobres de su comunidad.

Esta alternativa, según el diario La Tercera, la lanzó mientras se debatía la forma de controlar la proliferación de palomas en la población. De Allende consideraba las aves como un recurso abundante y no una plaga. Sin embargo, su propuesta generó tanta polémica que el gobernador de la provincia lo suspendió de su cargo.

Tras el debate en Argentina, varios médicos y nutricionistas no vieron tan descabellada la idea y asociaron la polémica a un problema cultural. Le dijeron al portal minutouno.com que no existen riesgos de transmisión de enfermedades por el consumo de estas aves. Según el médico Alberto Cormillot expresó que "una vez cocinadas es lo mismo que la carne de vaca o pollo".

Por su parte, nutricionista Daniela Martina afirmó que la carne de estas aves tiene una composición química similar a la vacuna, aunque advirtió que incluir estos alimentos que "no tienen que ver con la cultura" de nuestra población "no se puede hacer livianamente" y debería analizarse con tiempo.

"Las palomas deberían criarse en la misma condición que los demás alimentos que consumimos, como las vacas, los pollos, etcétera. Para hacer un correcto control de los posibles riesgos de transmisión de enfermedades", agregó la nutricionista.

Temas relacionados