Papa Francisco recibió las llaves de Bogotá

La pieza artística que recibió el pontífice de manos del alcalde Enrique Peñalosa fue tallada en madera por jóvenes rescatados del sector del Bronx.

Agencia EFE

En el marco de su segundo día de visita en Bogotá, cuando visitó la Plaza de Bolívar logrando congregar a cerca de 25.000 personas, el papa Francisco recibió de manos del alcalde Enrique Peñalosa las llaves de la capital como un homenaje a su visita al país.

(Visite el especial del papa Francisco en Colombia)

Luego de pronunciar el que fuera su primer discurso en Colombia, acompañado del presidente Juan Manuel Santos, el pontífice se trasladó hasta la Casa de los Canónigos, en la Plaza de Bolívar, donde recibió el reconocimiento. Previamente, a bordo del papamóvil, el máximo jerarca de la iglesia católica dio una vuelta a la Plaza saludando a los feligreses, mientras estos estallaban en júbilo.

“Le doy gracias a Dios por la oportunidad de representar a los ciudadanos de Bogotá para entregarle las llaves al santo padre. La reunión del papa con los jóvenes en la Plaza de Bolívar fue absolutamente emocionante (…) El papa Francisco realmente nos conmovió a todos, nos inspiró, tomé muchas notas de los consejos que le dio a los jóvenes. Como él lo dijo: a soñar en grande y a recordar que es mucho más importante lo que nos une que lo que nos separa”, manifestó el alcalde.

(Lea: Papa a los jóvenes: “Mantengan viva la alegría, no se la dejen robar”)

La llave de la ciudad que recibió el papa fue tallada en madera por jóvenes en proceso de recuperación tras ser rescatado del Bronx y, según la administración distrital, representa la esencia de Bogotá. “Una puerta en madera cedro del desaparecido Bronx, esa calle que fue testigo de todo tipo de vejámenes y actos criminales, se convirtió en el símbolo de una historia oscura y a su vez en el presente de cambio que está viviendo la ciudad”, dijo la Alcaldía.

Los encargados de la pieza artística fueron elegidos por la misma administración dadas sus capacidades y el valor que le podían agregar al ser ejemplo de transformación. El Distrito les dio el diseño sobre el que trabajaron para formar la llave de 35 centímetros de largo y nueve de ancho.

“Quisimos que no estuviera hecha de materiales preciosos, sino de madera, y que la fabricaran nuestros jóvenes que se encuentran en proceso de rehabilitación tras dejar las calles, que son todos unos artistas. Es una llave bellísima que tiene figuras de la historia de la ciudad y tiene el símbolo de la bicicleta que se ha convertido en la insignia de Bogotá, por ser la ciudad en América Latina en donde más se movilizan en este tipo transporte”, agregó Peñalosa.

Posteriormente, quizá en las que han sido sus palabras más emotivas e intensas desde que llegó al país, Francisco se dirigió a los jóvenes desde el balcón del Palacio Cardenalicio, en la Plaza de Bolívar. Ante centenares de fieles que colmaron la plaza, una vez concluido su encuentro con el presidente Juan Manuel Santos, el pontífice animó a “mantener viva la alegría” y dijo venir “a aprender”.

Ante las 25.000 personas, “cachacos, paisas, costeños, vallunos y de todos lados”, Francisco pidió a los jóvenes que sepan enseñar a los mayores a perdonar y a dejar atrás el lastre del odio. El papa saludó con un "¡La paz con ustedes!" y les dijo que "Dios los ama con amor de Padre y los anima a seguir buscando y deseando la paz, aquella paz que es auténtica y duradera".

 

últimas noticias