‘‘Pareciera que el gerente del Metro se basa en estudios de servilleta’’: Hollman Morris

El concejal de Bogotá arremetió contra Andrés Escobar Uribe, por su decisión de avalar estudios de Samuel Moreno para el primer tramo del proyecto.

Hollman Morris, concejal de Bogotá por el Partido Progresistas; Andrés Escobar Uribe, gerente de la Empresa Metro de Bogotá. / Archivo - Alcaldía de Bogotá

Los bogotanos se encontraron esta semana con una nueva fecha de inicio para el metro que llevan escuchando desde hace más de 70 años, cuando el entonces alcalde, Carlos Sanz de Santamaría, hizo los primeros estudios para la construcción de esta obra. Entre anuncios, malas decisiones, presiones y fracasos, han transcurrido 49 administraciones, y ninguna ha podido tomarse la tan anhelada foto cortando la cinta inaugural del Metro de Bogotá.

Andrés Escobar Uribe, gerente del Metro nombrado por Peñalosa 17 días después de iniciada su gestión, anunció el viernes que la Administración Distrital había decidido tomar en cuenta estudios de la época del exalcalde Samuel Moreno, en los que están detallados los primeros 15 kilómetros del trazado del sistema, que retomaron, analizaron y confirmaron. De esta forma, el Distrito daba el visto bueno a su proyecto. (Lea: Administración Peñalosa avaló estudios de la época de Samuel Moreno para primer tramo del metro)

Y, aunque Escobar aseguró que también tuvieron en cuenta algunos estudios hechos por la gestión anterior, y cuyo costo sobrepasaba los 70 mil millones de pesos, uno de los más cercanos a la administración del excalcalde Gustavo Petro, el concejal Hollman Morris, arremetió contra la propuesta del Distrito.

Según el exgerente del Canal Capital durante la gestión de Petro y única ficha del Partido Progresistas en el Cabildo Distrital, es imposible que la Administración Distrital haya estudiado y definido en pocos días los estudios que usarán para construir el proyecto, a pesar de la afirmación hecha por Escobar de mantener una parte importante de los estudios hechos por Moreno, pero revisar determinado tramo de la Av. Caracas con Calle Sexta. Según indicó el gerente del Metro, con la información de los estudios tanto de Moreno como de Petro, y el dinero que tienen, definirán la mejor manera de construir dicho trayecto.

‘‘Yo califico las declaraciones de Escobar como altamente irresponsables porque, primero, le está diciendo a Bogotá que en menos de 45 días la Administración de Peñalosa tuvo tiempo para analizar, estudiar y definir que los estudios del metro de Samuel Moreno servían para hacer un metro en altura en un determinado trayecto de la ciudad; y, segundo, hasta donde tengo entendido, los estudios de Moreno eran de prefactibilidad para un metro subterráneo. No se puede derivar, dicen ingenieros y técnicos serios, que con esos mismos se puede hacer un metro en alturas. Pareciera que Andrés Escobar se basa en estudios de servilleta’’, manifestó el concejal del Partido Progresistas.

Además, Morris se refirió a esa afirmación de Escobar sobre el futuro, hasta el momento incierto, de determinados tramos de la Avenida Caracas. Calificó la decisión de improvisación, y sugirió que Peñalosa debía planear y ejecutar sus propios estudios para prevenir problemas de ejecución más adelante.

‘‘Me llama la atención que dicen no tener claridad de cómo será el trazado de la Av. Caracas, lo cual demuestra improvisación. Lo que debería hacer Escobar y la administración Peñalosa es hacer los estudios del metro que quieren, si no, nos pueden estar generando un daño ambiental y urbanístico’’, agregó el cabildante.

Finalmente, Morris se refirió a las ya conocidas hipótesis sobre presuntos vínculos entre el alcalde de Bogotá y el Instituto para el Desarrollo de Políticas para el Transporte (ITDP, por sus siglas en inglés), y lo que eso implicaría en el desarrollo de TransMilenio. Nexos que repetidamente ha negado Peñalosa, y que buscó terminar de sepultar con los anuncios sobre la creación de la Empresa metro, y la puesta en marcha de las obras del proyecto, que, según sus detractores, no iba a realizar por dar prioridad al sistema de transporte de Bogotá. (Lea: ‘‘Ni una rueda, ni un bus’’: Peñalosa asegura que no tiene ningún interés en TransMilenio)

‘’Nos parece preocupante que hay una recusación en curso contra Peñalosa por un grave conflicto de intereses. Siendo así, yo pienso que debe declararse impedido para los temas que tienen que ver no solo con el Metro, sino con todo lo relacionado a movilidad en Bogotá. Estamos estudiando la posibilidad de que Santos nombre un alcalde ad hoc’’, concluyó Morris, no sin antes anunciar que citará a Andrés Escobar a un debate en el Concejo de Bogotá, para aclarar las dudas que tengan los cabildantes sobre la construcción del metro.

No es un secreto que Enrique Peñalosa mueve mayorías en el Concejo de Bogotá. Sin embargo, como predijeron erróneamente varias voces de oposición a la gestión del alcalde, el Cabildo Distrital no está siendo un ‘comité de aplausos’, y el mandatario distrital ha sentido semana a semana el impacto de varios dardos, provenientes incluso desde cabildantes que hacen parte de su bancada de gobierno.

De esta forma, la semana que viene se escribirá otro capítulo en el choque de ideas y propuestas entre Peñalosa y quienes le han manifestado sus voces de desacuerdo en diversos temas.