Paro de buses no se llevará a cabo

La protesta estaba programada para el próximo lunes 23 de julio.

Luego de que el presidente de Apetrans, Alfonso Pérez, anunciara el martes un posible paro para el próximo lunes 23 de julio, la Administración Distrital se reunió durante varias horas con el gremio transportador para llegar a un acuerdo con el fin de evitar la protesta.

Uno de los acuerdos a los que llegó el Distrito con los transportadores es la compra de cerca de 500 vehículos que están en proceso de chatarrización, pues ellos reclamaban que pasados cuatro meses no les habían pagado.

Las reuniones entre el Distrito y el gremio transportador continuarán este jueves para estudiar los automotores que entrarán en este proceso y así realizar un censo que determine cuántos buses, busetas y colectivos harán parte del convenio.

Uno de los puntos en los que no se llegó a ningún acuerdo es el pico y placa, pues ellos se aseguran que la medida los ha afectado.

Pérez aseguraba que desde el último paro que se llevó a cabo en el año 2010 no se ha cumplido lo que se prometió en materia de transporte. “Se dijo que si alguna operadora incumplía con la renta o con la venta, Transmilenio asumiría con el costo y resulta que ni Transmilenio, ni la Alcaldía quieren asumir ese costo”.

El paro se estaba organizando porque los operadores están incumpliendo y no están pagando la renta. Según Pérez, hay transportadores que entregaron sus vehículos a comienzos de año y no han recibido dinero.
 

Temas relacionados