Paro nacional: ¿qué viene y cómo pinta 2021?

Noticias destacadas de Bogotá

Pese a que las lluvias opacaron ayer una nueva jornada de movilización, se vienen más protestas. Sin embargo, el movimiento social pierde fuerza. Análisis.

Si bien la emergencia sanitaria desatada por el coronavirus trastocó cualquier agenda o plan que tuviera para este año el movimiento social, reunido alrededor del paro nacional, las movilizaciones no cesan y, así como 2019, el fin de año pinta en medio del descontento social. Pese a que la jornada de ayer se vio nublada por la fuerza de las lluvias -particularmente en Bogotá-, lo que se vivió este jueves fue apenas la antesala de cómo terminará 2020 y da cuenta de las expectativas sobre lo que será 2021 para los manifestantes.

En la capital del país, así como en Medellín y Cali, desde las primeras horas los ciudadanos se volcaron una vez más a las calles para expresar al Gobierno su descontento por la crisis social y económica que vive al país y que terminó agravando la pandemia. Nuevamente los plantones pacíficos, las arengas y las movilizaciones se sintieron, eso sí, con menos fuerza. Las lluvias fueron la estocada final, que dejaron en veremos las movilizaciones.

Lea también: En vivo: por fuertes lluvias, manifestantes se fueron de la Plaza de Bolívar, en Bogotá

Aunque el balance fue agridulce y en Bogotá no tardaron en disolverse las concentraciones previstas en la Plaza de Bolívar, desde ya están citadas concentraciones para mañana y para el próximo miércoles 25 de noviembre, en medio del aniversario de la muerte del joven Dilan Cruz. “Estamos trabajando, especialmente, para este 25 de noviembre, cuando se conmemora también el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer. Las mujeres reunidas alrededor del paro vienen diseñando actividades y movilizaciones”, declaró Diógenes Orjuela, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Según el dirigente sindical, los esfuerzos están concentrados, además, en la jornada del 8 de diciembre, que coincide con el Día Internacional de los Derechos Humanos. No obstante, los planes del paro nacional van más allá: “En estos momentos estamos preparando lo que será 2021 para el movimiento social. Hay un hecho: nos seguiremos movilizando hasta que este Gobierno, que no dialoga ni negocia, nos preste atención. Preocupa el desconocimiento de las organizaciones sociales”, reclamó Orjuela.

También le puede interesar: Fotos del paro nacional del 19 de noviembre en Bogotá

Pese a las expectativas del movimiento, otra es la lectura que se hace desde afuera. De acuerdo con Mauricio Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario y analista político, el descontento tuvo su pico justo hace un año y, aunque en los últimos meses los días 21 parecen fechas fijas de movilización, las protestas son cada vez más débiles.

“El movimiento social se fue agotando y lo natural -que era que siguieran las protestas-, no se materializó por el coronavirus. Eso hizo que se deslegitimara toda la protesta y que tuvieran que trasladarse al campo de las redes sociales. Allí no es igual la presión que se puede ejercer, a diferencia de cuando estaban en la calle”, explicó.

Para Jaramillo, la gente terminó desconectándose de la protesta, entre otras, porque no se pudo concretar y perfilar un liderazgo que llevara la batuta de los reclamos, pese a los pliegos de peticiones que presentó el Comité del Paro y que el Gobierno desatendió. “Lo llamativo hace un año fueron las protestas espontáneas, desligadas de partidos. Ahora, lo que ha pasado es que muchos líderes políticos han tratado de sacar provecho”, precisa.

Lea también: Reivindicación de la marcha pacífica

El analista advierte que el balance tampoco es el mejor para el Ejecutivo que lidera Iván Duque, “que está en uno de sus peores momentos”, y aunque las movilizaciones persistirán en 2021, será cada vez menor la capacidad de convocatoria. A ello se suma, precisa Jaramillo, que el año entrante estará eclipsado por el inicio de la carrera presidencial y las jugadas de los partidos con miras a 2022.

En otras palabras, la agenda estará copada por la reactivación económica y el tema presidencial. ¿En qué queda el paro? Será desafío de sus convocantes mantener sus reclamos en primera línea y seguir congregando el descontento social en época de pospandemia.

Comparte en redes: