Se recaudarían $300 mil millones al año

Parqueo: ¿otro salvavidas para el SITP?

El Distrito quiere aumentar, de nuevo, las tarifas de parqueaderos para cubrir el hueco financiero del SITP. Otras voces aseguran que la medida no solventaría el déficit y que primero se deben solucionar temas como la seguridad.

Las nuevas tarifas para vehículos oscilarían entre $57 y $127 por minuto. / Archivo

No importa si se va en transporte público o en carro particular. Este año, según planea el Distrito, una gran mayoría de bogotanos deberán contribuir a la disminución del déficit presupuestal del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que alcanza medio billón de pesos al año. En manos del Concejo está un proyecto de la Secretaría de Movilidad, que pretende crear una contribución adicional a la tarifa de los estacionamientos, que podría ser de máximo $22 por minuto, con el objetivo de cubrir el hueco fiscal del sistema de transporte de la ciudad.

La contribución variaría dependiendo de la zona, la hora y el estrato en que estacione, salvo en estratos 1 y 2. Funcionaría así: si estaciona en una zona estrato 6, con alto nivel de congestión y acceso a transporte público, pagaría $22 adicionales por minuto. Si lo hace en una zona de estrato 3, con baja congestión y acceso a transporte, sería de $13. Cabe aclarar que el pago sólo aplicaría para las primeras dos horas de estacionamiento. Así las cosas, de ser aprobada la iniciativa, el valor del minuto en Bogotá tendría un incremento mínimo del 20 % (según el parqueadero), superando la inflación (4,06 %).

El Distrito espera recaudar al año casi $300 mil millones con esta estrategia. No obstante, el proyecto ya tiene voces en contra. Una de las críticas es que los aumentos no darían para cubrir el hueco fiscal del SITP y, por el contrario, serían un golpe para los bolsillos de los conductores, como lo asegura el concejal Manuel Sarmiento (Polo Democrático). “Es una iniciativa que no va a funcionar para mejorar la movilidad de Bogotá. Dicen que la gente va a guardar su carro, pero no será así, porque la gente prefiere pagar. Además, se van a afectar los bolsillos de la ciudadanía y no resolverá la crisis del transporte”.

Por su parte, Fernando Rojas, analista en temas de movilidad, explica por qué dicho recaudo no alcanzaría para cubrir el déficit. “Ese hueco del SITP no se va a llenar con esa plata, porque es estructural y si no se renegocian los contratos, no hay tarifa de parqueadero ni alza en el transporte que puedan cubrirlo. Termina siendo un castigo a los dueños de carros, que no encuentran una opción en el transporte público”.

Otra polémica es la seguridad en los parqueaderos. En 2017 se robaron 4.623 vehículos y motos en Bogotá, y el 89 % fueron en vías públicas. Sin embargo, a pesar de que las autoridades recomiendan a los ciudadanos buscar lugares certificados para guardar sus carros, estos establecimientos no están exentos de la acción de la delincuencia, debido a que 106 automotores fueron robados en parqueaderos (ver infografía).

También hay voces que defienden el aumento, no sólo para financiar el transporte, sino para no seguir recortando recursos en otros sectores. El concejal Jorge Torres (Alianza Verde) dice que los conductores de carros particulares deben contribuir a solventar el problema de movilidad. “No podemos cometer el error de desfinanciar servicios sociales por asuntos de movilidad. Necesitamos fuentes propias para no quitarle plata a la educación o la salud”. Su compañera de bancada Lucía Bastidas asegura que la iniciativa “pretende desincentivar el uso del vehículo particular, sobre todo para los estratos 4 al 6, que son los que más lo usan, e incentivar el transporte público”.

El proyecto apenas cursa en el Concejo, pero ya causa controversia, especialmente porque hace sólo siete meses aumentaron las tarifas de los parqueaderos, y porque, si la idea es financiar el hueco fiscal del SITP, es necesario un mecanismo sólido para recaudar los fondos necesarios.