A partir de julio bajan las tarifas de agua en Bogotá

El Acueducto dará cumplimiento a una resolución de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico. Ahorro para hogares será de hasta $18.000 millones al año.

Archivo particular/Minambiente

Los hogares botoganos, sobre todo alrededor de 1’300.000 personas de los estratos 1, 2 y 3, sentirán una reducción en el pago de su tarifa de agua a partir del 1 julio. Atendiendo una resolución que expidió en 2014 la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), entrará en vigencia el nuevo marco tarifario, con el que se prevé un ahorro anual de hasta $18.000 millones para los hogares de estos estratos.

Según la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, las nuevas tarifas cobijarán también a habitantes de los municipios de Soacha y Gachancipá. Se estima que para los suscriptores de la capital del país, la tarifa promedio de los servicios se reducirá 2,8% respecto a la factura actual y 8,1% en promedio en Soacha. Solo en el estrato 1 los beneficiados serán 115 mil usuarios, mientras que en el 2 al menos 593 mil y 646 mil para los del estrato 3.

“Se aprobó igualmente la tarifa para contratos de venta en bloque de agua para los municipios del departamento de Cundinamarca, lo cual les permitirá proveer de agua potable a sus habitantes”, explicó el Acueducto, que en mayo pasado, atendiendo también una resolución de la CRA, modificó la cantidad de metros cúbicos del consumo básico de agua, afectando directamente a los estratos bajos que derrochan el líquido.

Tal como quedó establecido, los hogares de los estratos 1, 2 y 3 que derrochen agua empezarán a sentir los efectos en su factura a partir de los próximos meses, ya que tendrán menos metros cúbicos subsidiados (conocidos como consumo básico). De acuerdo con la Alcaldía de Bogotá, la medida busca fortalecer el uso racional y eficiente del agua. (Lea: Estratos bajos: a ahorrar agua o a pagar más)

El consumo básico de agua, según la CRA, es aquel que satisface las necesidades esenciales de una familia. Hasta abril, ese consumo estaba estipulado en 20 metros cúbicos mensuales (40 bimensuales, como se factura en la ciudad). Sin embargo, luego de un estudio, la CRA concluyó que un hogar de una ciudad fría como Bogotá consume, en promedio, 10 metros cúbicos mensuales.

Atendiendo este dato, se tomó la decisión de disminuir la cantidad de metros cúbicos del consumo básico. A partir de mayo ya no son 20 sino 17, e irán disminuyendo gradualmente hasta llegar a 11 metros cúbicos mensuales en enero de 2018. La decisión impactaría directamente los hogares de los estratos 1, 2 y 3, especialmente los que consuman más de la cuenta, aunque el Distrito aclara que los usuarios que vienen consumiendo de manera racional no verán afectada su factura.

A la par con el anuncio de la reducción de tarifas, el gerente del Acueducto, Germán González Reyes, aseguró que se multiplicará por cinco la ejecución de obras e inversiones en los próximos cuatro años. “Gracias a una planeación y ajuste en los gastos de funcionamiento, se ejecutará anualmente, en promedio, $825.000 millones frente a $160.000 millones año que venía haciendo la entidad. En total, se ejecutarán obras e inversiones por $3,3 billones”, explicó el funcionario.

Según prevé el Distrito, las obras se concentrarán en proyectos de renovación y rehabilitación de redes de acueducto y alcantarillado, la adecuación de sus redes para la construcción de grandes proyectos viales (primera línea del metro, nuevas troncales de Transmilenio), grandes inversiones urbanísticas (Circuito Ecológico y corredores ambientales) y a la descontaminación del Río Bogotá.

El gerente del Acueducto sostuvo que el plan de inversiones generará cerca de 15 mil empleos directos e indirectos durante su ejecución y le aportará cerca del 0,25 puntos porcentuales de crecimiento acumulado a la ciudad.

Obras previstas por el Distrito

  • Para el río Bogotá: Estación elevadora Agua Residuales Canoas y se realizarán inversiones que requiere la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, así como las conexiones finales de los túneles existentes.
  • Para garantizar el suministro de agua: Rehabilitación del Tramo III de la Línea Tibitoc-Casablanca para mitigar la vulnerabilidad del suministro de agua a una población aproximada de tres millones de habitantes. Adicionalmente, se efectuará la optimización de la Planta de Tibitoc y la de Wiesner. Se adelantará una nueva línea entre el embalse de la Regadera y la Planta El Dorado y se rehabilitará la línea existente hasta la planta de Vitelma en el sur de la ciudad.
  • Para llevar agua a nuevos barrios y garantizar abastecimiento a nuevos habitantes: Se hará la ampliación de cobertura de agua potable de la ciudad a la franja de adecuación de los cerros orientales (Sistema Cerros Orientales). Se harán obras e inversiones en mejoramiento integral de barrios para hacer un plan de desmarginalización notable en la ciudad hasta el 2019.
  • Para saneamiento de canales, colectores y descontaminación de cuerpos de agua: Se realizarán obras e inversiones para la descontaminación de canales, colectores, interceptores y quebradas en las cuencas de los tres ríos de la ciudad (Salitre, Fucha y Juan Amarillo).