Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

Pedirán detención para implicados en irregularidades en Meissen

Los vinculados con anomalías en contratación en el hospital son cinco personas, entre ellos dos médicos.

A cinco personas, implicadas en el manejo irregular de dineros en el Hospital de Meissen, se les imputarán cargos por los delitos de prevaricato y celebración indebida de contratos.

La Fiscalía General de la Nación pedirá la detención para los implicados, entre los que se encuentran dos médicos que trabajaron en el centro médico.

De acuerdo a información suministrada por la Unidad Anticorrupción, quienes están vinculados con dichas irregularidades habrían utilizado recursos de la salud indebidamente.

Langostinos, tocino, costillas de ternera, merluza, queso amarillo fino, botellas de vino, unidad de huevo comprada a 380 pesos, libra de café a 17.000 pesos, entre otros insumos, hacían parte del rubro cargado a la minuta de alimentación para pacientes atendidos en el Hospital de Meissen.

Estos y otros hallazgos fueron presentados por la Secretaría de Salud, que luego de realizar un acompañamiento a este centro hospitalario de II nivel durante cerca de tres meses pudo evidenciar gastos descomunales en alimentación, papelería, combustible, nómina, entre otros. Por ejemplo, se encontró que por cada 10 kilómetros que recorría un vehículo, facturaba un consumo de combustible de 6,2 galones de gasolina.

También se hizo pública la inversión de 1.514 millones de pesos de contratos suscritos entre 2009 y 2012 para consultores y facilitadores del diseño y la implementación de Sistema de Gestión de Calidad.

La revelación en nómina, de honorarios pagados a un asesor por la suma de 25 millones de pesos mensuales, así como perfiles contratados no existentes y funcionarios con dos y tres contratos simultáneos, entre otros hallazgos dejaron al descubierto la falencias administrativas y de control por parte de la gerencia.

El secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, denunció que durante el año 2009 las juntas directivas se reunieron en lujosos hoteles de Bogotá. “Doce juntas directivas que se hacían en los hoteles más exclusivos de la ciudad, eso le costó al hospital en el año 2009 14 millones de pesos”, señaló.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, cuestionó la gestión del exgerente del Hospital de Meissen, Carlos Lizcano, y dijo que él “acabó con el hospital en tres meses”.