Peñalosa autorizará a taxistas a cobrar $500 más si se reduce accidentalidad

El mandatario argumentó que se pretende vincular a los conductores en acciones para reducir los accidentes de tránsito en la ciudad. En 2015 hubo 7.000 accidentes que involucraron taxis.

Tras confirmar que subirá $200 la tarifa de la carrera mínima de taxis en Bogotá –pasando de $3.900 a $4.100– el alcalde Enrique Peñalosa aseguró este lunes que, eventualmente, autorizará también a los conductores para cobrar $500 más, siempre y cuando contribuyan a reducir la accidentalidad en la ciudad. 

Según argumentó el mandatario, se trata de un incentivo para que los taxistas hagan parte de acciones que permitan reducir la tasa de accidentalidad de la capital. La disminución, explicó, deberá ser superior al 20% y se evaluaría cada tres meses para medir los resultados. (Lea: Carrera mínima de taxis en Bogotá subirá $200: pasa de $3.900 a $4.100)

“Si la reducción de siniestros frente al mismo período del año anterior es superior a 20% se autorizará dicho pago en el período siguiente. Esta evaluación se realizará trimestralmente”, sostuvo Peñalosa, quien manifestó además que los incrementos estarán sujeto al mejoramiento de indicadores como quejas y reclamos por parte de los pasajeros.

Cifras reveladas por la Secretaría de Movilidad advierten que las pérdidas que sufren los bogotanos anualmente por causa de siniestros viales equivalen al 1% del PIB. Según el Distrito, son aproximadamente 600 muertos cada año, lo que se ha convertido en un serio problema de salud pública. Adicionalmente, se generan una gran cantidad de conflictos, pérdidas materiales y mayor congestión.

“Los taxis tienen una fuerte incidencia en esta problemática. En el año 2015 ocurrieron cerca de 7.000 accidentes que involucraron taxis, lo que equivale el 22% del total de la ciudad. Resultaron lesionadas 2.612 personas y murieron 43 personas en los siniestros que involucraron taxis”, indicó el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

Adicionalmente, se autorizó que cada 24 segundos aumenten las unidades del taxímetro durante un trayecto, en comparación con los 30 segundos con que antes se hacía. Lo anterior, según el Distrito, favorece a los taxistas debido a la congestión en el costo del servicio, atendiendo el tráfico que presenta Bogotá.

La Administración le apuesta también a mejores prácticas de conducción, mantenimiento de los vehículos por parte de los propietarios, mejor capacitación a los conductores y seguimiento por parte de las empresas.