Peñalosa defiende construcción de peajes en ingresos a Bogotá para financiar nuevas obras

El alcalde de Bogotá asegura que son necesarios debido a que los que hay actualmente solo dejan recursos para Cundinamarca y otros departamentos, pero no para la capital del país.

La inauguración de la doble calzada Bogotá – Villeta, sobre la calle 80 en Bogotá fue escenario de nuevas propuestas en infraestructura y movilidad por parte del alcalde Enrique Peñalosa, quien se encargó de desatar la cinta inaugural de la vía, mientras la inauguración era aplaudida por el presidente Juan Manuel Santos, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, y el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, entre otros. Peñalosa propuso que, para inaugurar nuevas obras de este tipo, es necesario que se construyan peajes en los accesos a Bogotá.

Peñalosa fundamentó su propuesta en el porcentaje que quedan para Bogotá, cuando se reparten los recursos recaudados por los peajes que actualmente hay. De hecho, el alcalde aseguró que esos cánones  únicamente dejan dinero para otros departamentos, algo que Peñalosa calificó como injusto. Aunque no especificó en cuáles accesos a Bogotá instalaría los peajes, o si lo haría en todos, Peñalosa demanda un sentimiento de “bogotanismo” para entender su propuesta de instalar más peajes.

“Los peajes que hay ahora forrando a Bogotá por todos lados solamente generan recursos del límite hacia afuera y esto es injusto. Imagínese un peaje en el límite entre Antioquia y Córdoba que solamente generara recursos para Córdoba, los antioqueños no tolerarían eso”, indicó a Caracol Radio el alcalde de Bogotá, durante la inauguración del corredor vial.

No es la primera vez que desde el Palacio de Liévano sale esta propuesta. No habían pasado ni ocho días desde su posesión, cuando Peñalosa manifestó a los habitantes de la capital que había la necesidad de crear peajes urbanos a las entradas de la ciudad, aduciendo de igual forma a la búsqueda de más recursos para mejorar las vías. No obstante, también ha asegurado que se requieren de otras medidas para mejorar la movilidad, como la construcción de pasos a desnivel con los que se reduzca la congestión vial.

Los recursos que se obtengan de esos peajes, avalados por el Concejo de Bogotá cuando aprobó el Plan de Desarrollo Bogotá Mejor para Todos, tendrán como fin la ejecución de obras prioritarias para la Administración Distrital, como la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO, o la ampliación de la Autopista Norte, la Carrera Séptima la calle 13.