"Peñalosa empeñará a Bogotá para financiar modelo Transmilenio": concejal Manuel Sarmiento

El cabildante se fue lanza en ristre contra la Administración por supuestamente priorizar al sistema de buses rojos por encima del metro en su proyecto de cupo de endeudamiento.

Archivo EFE

En desarrollo del debate del cupo de endeudamiento en el Concejo de Bogotá –iniciativa que le permitiría al alcalde Enrique Peñalosa ampliarlo a $5 billones– el concejal Manuel Sarmiento (Polo Democrático) advirtió que la Administración “va a empeñar a Bogotá para financiar los grandes negocios del modelo Transmilenio”, en referencia a los $2,1 billones (casi la mitad de los recursos) que recibiría el sistema.

Según Sarmiento, la iniciativa del mandatario –que ya superó el primero de dos debates en el Cabildo Distrital– implicaría que la deuda crezca un 72% a 2020, pese a que los ingresos de la ciudad solo lo harían en un 14%. (Lea: Transmilenio, gran ganador si Concejo amplía cupo de endeudamiento)

“Este proyecto concreta el propósito del Plan de Desarrollo de apalancar con recursos públicos los grandes negocios en beneficio de una minoría de magnates y empeñando a Bogotá, ya que el servicio a la deuda crecerá un 72% de 2016 a 2020, muy por encima de los ingresos corrientes que solo lo harán en un 14%”, manifestó el cabildante.

Tal como sería eventualmente aprobado, el proyecto contempla $2,1 billones para construir y mejorar la estructura de Transmilenio. Con los recursos que pide el Distrito se impulsaría además mayor Infraestructura de troncales y gestión del transporte público. Por otro lado, el metro y la nueva troncal de la Carrera 7 se llevan entre los dos $1,9 billones. Es decir, el grueso del cupo de endeudamiento (alrededor de $4 billones) se destinaría a infraestructura de movilidad.

Al respecto, el concejal aseguró que más del 41% del dinero se invertiría en infraestructura pública para los operadores privados de Transmilenio y llamó la atención por el ‘segundo plano’ en el que quedaría el metro de la ciudad por priorizar al sistema que –manifestó– tendría seis veces más recursos que los destinados a sectores como la educación.

“Peñalosa planea invertir más dinero en Transmilenio que en el metro ($7 y $4 billones, respectivamente) y pretende construir troncales para los buses rojos por las vías principales y sin ningún tipo de estudios, como la de la Carrera 7 en donde Transmilenio no cabe. Si se cubren estos principales corredores viales con Transmilenio, ¿por dónde quedará la red del metro? Peñalosa insiste en su absurda idea de que el sistema reemplaza el metro y su objetivo es buses por todas partes y por los próximos 100 años”, agregó Sarmiento.

El cupo de endeudamiento que propone el Distrito

Que el Concejo de Bogotá le dé luz verde al proyecto de ampliación del cupo de endeudamiento significaría para Peñalosa consolidar en buena parte la base económica de su ambicioso plan de obras en menos de un año de gobierno, la mayor parte de ellas orientadas al sector movilidad.

Aunque hoy el Distrito cuenta con un cupo para endeudarse hasta $2,5 billones (que dejó la pasada administración para las obras del metro), la actual necesita ampliarlo a $5,1 billones. (Lea: Obras que se harían en Bogotá con plata prestada)

El restante de la plata será orientado, entre otros, a la construcción y adecuación de colegios; la creación del circuito ambiental y sendero rompe fuegos de los Cerros Orientales y la adquisición de cámaras de vigilancia y construcción de las estaciones de Policía. (Lea: Bogotá tramitará aumento en su cupo de endeudamiento)

“La ciudad ganará en todo sentido. Con la culminación de las obras que necesita y el inicio de muchas otras, que también requiere con urgencia (…) se harán más vías, mediante alianzas público-privadas, y un gran número de obras para la movilidad, que tienen que ver con Transmilenio y por supuesto, con la construcción del metro”, argumentó ante el Concejo Beatriz Elena Arbeláez, secretaria de Hacienda Distrital.