Peñalosa prefiere ser citado en el Concejo de Bogotá antes que en el Congreso

Para el alcalde de Bogotá, la orden de la Corte Constitucional de que asista a los debates en Senado y Cámara resta importancia al Cabildo Distrital. Lo reduce “casi a una Junta Administradora Local”, afirmó.

Pese a los pocos pasos que separan el Palacio Liévano del Congreso, Enrique Peñalosa no tiene muchas ganas de asistir al edificio del legislativo. Al alcalde de Bogotá lo han citado entre 35 y 40 veces a debatir diferentes iniciativas y proyectos suyos, como el futuro de la reserva forestal Van der Hammen o su Plan de Desarrollo. No obstante, por motivos de agenda o simplemente al no considerar apropiada la discusión en ese recinto, el mandatario ha declinado las citaciones que le han hecho principalmente en la Cámara de Representantes. Por eso, la Corte Constitucional le ordenó el miércoles que tiene que asistir a las discusiones que lo citan. (Lea: Corte Constitucional ordena a Peñalosa asistir a debates que lo cita el Congreso)

Esto no cayó bien en el Distrito. Al día siguiente, Peñalosa contrarió la decisión de la alta corte y afirmó que, de aceptar todas las invitaciones que le hacen a debatir sus planes para Bogotá, pasaría prácticamente uno de cada tres días en el Congreso, perjudicando así a la ciudad. Además, reiteró que muchas de las citaciones que le hacen son por temas que le competen a la ciudad y no al país. En este caso, es el Concejo de Bogotá el que tiene que citarlo para cuestionarle lo que tiene en mente para la capital del país.

Este viernes profundizó en su descontento con la orden y afirmó que asistir a esos debates también estaría restándole importancia al Concejo, al que sí ha tenido que asistir por petición de los cabildantes distritales. ("En el Congreso se dicen muchas cosas que no son ciertas sobre la Van Der Hammen": Peñalosa)

Peñalosa fue más lejos e hizo una de sus acostumbradas comparaciones. Dijo que, si decide asistir a todos los debates del Congreso, estaría reduciendo el Cabildo a una Junta Administradora Local (JAL). “Ir al Congreso reduce al Concejo casi a una JAL, vuelve al Concejo irrelevante porque a quien le importa qué debates se hagan en el Concejo si el alcalde va al Congreso”, manifestó en diálogo con Caracol Radio el alcalde de Bogotá, quien agregó que, a su parecer, la decisión de la Corte Constitucional podría desaparecer al Concejo. “El Concejo se entretiene con los secretarios y el Congreso lleva al alcalde”, añadió.

Las invitaciones de congresistas al alcalde seguirán llegando al Palacio Liévano y, por ahora, no es claro qué pasará con la siguiente que le hagan. La discusión que más ansían tener es sobre el futuro de las 1.340 hectáreas que conforman la reserva Van der Hammen, y en la cual el alcalde de Bogotá pretende desarrollar parte de su plan de expansión urbana. Un debate al que llevan citándolo desde marzo, solo tres meses después de su regreso al Palacio Liévano. Según la Corte, la discusión tendrá que darse y Peñalosa tendrá que asistir. Según el alcalde, ir sería minimizar al Concejo.