Peñalosa quita otro cerrojo a la protección de la Reserva Van der Hammen

La administración derogó la resolución que declaraba sus terrenos como zona de utilidad pública. Sin embargo, tanto la alcaldía como la CAR aclararon que eso no incide en la condición de reserva de la Van der Hammen.

Alcaldía

La administración de Enrique Peñalosa dio otro paso en su intención de urbanizar parte de los terrenos de la Reserva Thomas Van der Hammen. A los trámites que ya adelanta para que la CAR excluya algunos predios de la zona de protección y de esta manera poder adelantar proyectos viales, este viernes se conoció que la Secretaría de Ambiente derogó el decreto que declaraba los terrenos como zona de interés público. (LEA: Peñalosa y la Reserva Van der Hammen)

Aunque, eso sí, esta decisión no tiene ninguna incidencia sobre la declaratoria de “Área de Reserva Forestal Productora Regional del Norte”, que emitió la CAR en 2011, sí es una demostración más de que el Distrito tiene otros planes para la Van der Hammen. 

La declaratoria de utilidad pública la había expedido la administración de Gustavo Petro con el fin de adquirir los predios y poner en marcha un proyecto que apuntaba a convertir la Reserva en “el bosque urbano más grande de Latinoamérica”, como lo anunció en varias oportunidades. (LEA:Otro paso para la Reserva Thomas Van der Hammen)

El efecto práctico de la declaratoria era facilitar los trámites para la compra de los terrenos (o expropiarlos en caso de que los dueños se negaran a vender), gestión predial que estaba a cargo del acueducto de Bogotá y la Secretaría de Ambiente. Sin embargo, como muchos de los planes de la pasada administración, el proyecto quedó en el papel.

En su momento la decisión fue criticada por los constructores (dueños de casi la mitad de los terrenos que hay en la Reserva), ya que ponía un nuevo cerrojo a su idea de edificar planes de vivienda en la zona de protección. De igual forma, algunos vecinos consideraron la decisión de la administración Petro como un perjuicio patrimonial sobre los inmuebles. (LEA:Constructores: grandes dueños de la Van der Hammen)

Sin embargo, con la segunda alcaldía de Enrique Peñalosa, el panorama cambió. Al igual que en su primera administración en el 2000, tiene los ojos puestos sobre estos terrenos para sus planes de expansión urbana. Eso sí, ha dicho por diferentes medios que su plan de construir viviendas en los terrenos de la zona de protección es incluso mucho más ecológico de lo que hay hoy en la Van der Hammen.

Más allá de la intención de levantar las restricciones para poder construir en la Reserva, la administración explicó que su decisión apunta a corregir una extralimitación del Distrito en su momento, pues, al estar la Van de Hammen en un sector declarado zona rural, la declaratoria de utilidad pública no era potestad del Distrito ni de la Secretaría de Ambiente, sino de la Corporación Autónoma Regional (CAR). Además, que la secretaría de Ambiente solo tiene competencia sobre los predios públicos del perímetro urbano. 

Aclaró, además, que con esta decisión no modifica en modo alguno ninguno de los actos administrativos de la CAR para el manejo ambiental en la reserva forestal, que por ahora, garantiza su conservación. Esta afirmación la ratificó Juan Camilo Ferrer, director jurídico de la CAR, quien agregó que la derogación de esa resolución distrital no tendrá ninguna incidencia en el manejo o la protección de la reserva.

“Las características de utilidad pública que pueden tener los predios de conectividad económica entre los cerros orientales y la Reserva Forestal de la Van der Hammen, no cambian de ninguna manera su naturaleza jurídica, ya que las decisiones de una eventual sustracción o redelimitación de esta área con especial importancia ecológica son de la autonomía de la CAR”, concluyó Ferrer.

 

últimas noticias