Peñalosa y Santos se volverán a reunir para tratar asuntos medioambientales

Estarán acompañados del director de la Corporación Autónoma Regional, con el relleno sanitario Doña Juana como tema central.

Presidencia de la República.

El pasado 19 de enero, se llevó a cabo en el corazón de Bogotá un encuentro entre el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, en el que se abordó la estrategia de seguridad para la capital del país. La relación entre el Gobierno Nacional y el Distrital se seguirá fortaleciendo, con un nuevo encuentro este martes entre los dos mandatarios.

El tema del encuentro será, esta vez, el medio ambiente y, específicamente, el relleno sanitario Doña Juana, por lo que en la reunión también estará el director de la Corporación Autónoma Regional Cundinamarca (CAR), Néstor Franco, quien fue el encargado de confirmar el encuentro.

Cuando en octubre de 2015 se presentó una nueva emergencia por el desplome de basura en el relleno sanitario, el Distrito aseguró que la Empresa de Energía de Bogotá iniciaría un proyecto de construcción de una planta eléctrica. Ese derrumbe, de 750.000 toneladas de basura, prendió las alarmas en la Administración Distrital, que inició controles permanentes en lugar, para de esta forma, evitar una emergencia que incidiera incluso en la recolección de los residuos en Bogotá.

Sin embargo, el cambio en el Palacio de Liévano llevó a replantear dichas medidas, y ahora el Distrito buscar hacer reajustes en el lugar de recolección de basuras de la ciudad, que será uno de los temas claves que se tocarán en la reunión entre Peñalosa, Santos y Franco, desde las 9:00 a.m., en el Palacio de Nariño.

Franco, en diálogo con Caracol Radio, indicó que “uno de los temas será el relleno sanitario, porque el relleno sanitario de Bogotá tiene que comenzar a repensarse en otro punto de la ciudad o en otro punto de la jurisdicción porque infortunadamente las condiciones técnicas y las condiciones de presión urbana que tiene le relleno Doña Juana impida que se piense en más de cuatro o cinco años para su utilización”.