Personería abre indagación contra secretario de Ambiente por sacrificio de peces de Atlantis

Francisco Cruz será investigado por la incautación de los 40 animales marinos, que al parecer se hizo sin tener claro su manejo y destino final.

Secretaría de Ambiente.

La única salida para Francisco Cruz, secretario distrital de Ambiente, era sacrificar los 40 peces que incautaron en el centro comercial Atlantis el pasado 2 de enero. Por eso, 24 horas después lo hicieron, aunque lo anunciaron siete días más tarde debido a la presión de miles de ambientalistas e internautas sobre la suerte de los exóticos peces. Que era la única salida lo afirmó Cruz, pues ya era de público conocimiento que hubo, al menos, otras tres salidas para los animales marinos luego de su rapidísima incautación. Por este hecho, y el manejo posterior que le dieron a los peces, la Personería de Bogotá abrió una indagación contra el secretario de Ambiente y los funcionarios que participaron de la cadena que finalizó con la muerte de las 40 especies. (Lea: Los peces de Atlantis fueron sacrificados al día siguiente de la incautación: Distrito)

Así lo anunció el órgano de control este miércoles luego de que, por primera vez desde que ocurrió la incautación, el secretario de Ambiente saliera a declarar públicamente por lo que había sucedido con los peces. De hecho, solo hasta esa declaración se supo que los peces habían sido sacrificados un día después de la incautación, pues hasta el lunes pasado afirmaron que los animales estaban en custodia del Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre, al que fueron llevados después de ser decomisados al ostentoso centro comercial. (Lea: Otro fin para los peces de Atlantis era posible)

Personería está revisando la actuación de funcionarios de la Secretaría de Ambiente en incautación y manejo de peces exóticos del centro comercial Atlantis”, anunció el ente al anunciar la indagación preliminar contra los funcionarios de la Secretaría de Ambiente que participaron de los operativos de rescate y traslado. Principalmente, el órgano evaluará la actuación de los servidores distritales ya que, al parecer, la incautación de los peces se hizo sin tener claro el manejo y destino que le darían a los animales.

Esto quedó claro el martes cuando se hizo pública una grabación del alcalde Enrique Peñalosa, en la que reconocía que el Centro de Fauna no tenía la capacidad para especies marinas. “No creo que tengamos capacidad para especies marinas. Nosotros tenemos, por ahora, la prioridad de atender a muchísimas aves, perros, gatos”, dijo Peñalosa a una periodista que le preguntó por la suerte de los peces que, en ese momento, ya estaban muertos. Y por eso, ambientalistas y expertos propusieron alternativas para que los peces pudieran vivir en otras condiciones. (Lea: Peñalosa reconoce que Centro de Fauna no tenía capacidad para atender peces sacrificados)

Quizá la más conocida hoy por hoy es la que planteó Camilo Prieto, presidente del Movimiento Ambientalista Colombiano, quien hizo la denuncia que derivó en este escándalo. Según Prieto, el mismo día de la incautación de los peces coordinó con la Policía y una IPS un vuelo para llevar los animales a la fundación Museo del Mar en Santa Marta. No obstante, como ya se sabe, la opción no fue tenida en cuenta y nunca obtuvo respuesta a su propuesta.