Personería de Bogotá pide suspender uso de armas Taser

El uso del arma va contra la Constitución y el Código Penal, al ser considerado una forma de tortura, según la Personería.

Archivo

La Personería de Bogotá pidió la nulidad de la resolución que permite a la Policía el uso de armas Taser, por vulnerar los derechos constitucionales de respeto a la dignidad humana y la prohibición de tortura, actos crueles o degradantes.

Además la Personería advierte que entre 2001 y 2007 murieron 269 personas luego de recibir descargas por la Policía con el arma Taser, de los cuales en 39 casos las autopsias concluyeron que el arma contribuyó a la muerte.

“Pedimos que se suspenda el uso de estos elementos de manera provisional mientras se produce una decisión de fondo”, dijo el personero de Bogotá, Ricardo Cañón.

Para la Personería de Bogotá la Resolución No. 02686 de julio de 2012 de la Policía Nacional, no solo viola la Declaración de los Derechos Humanos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y los pactos firmados por el país en la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, sino además infringe la normatividad colombiana, porque este tipo de reglamentaciones deben ser aprobadas por una Ley Estatutaria del Congreso y no por una resolución de la entidad.

El alto grado de dolor que infringen las pistolas eléctricas demuestra, para la Personería, la necesidad de suspender el uso del arma Taser que podría catalogarse como una forma de tortura, dado que los choques eléctricos en distintas partes del cuerpo se configuran como una forma de trato degradante e inhumano.

Por lo que la Personería pide al Consejo de Estado, no solo la regulación del uso policial de arma sino además suspender el uso y la comercialización del mismo dentro de la población civil. 

 

últimas noticias