A pesar de medidas de Transmilenio, SITP perdió $176.000 millones

Las pérdidas en 2015 fueron de $254.169 millones y en 2016 se redujeron un 30%. Según el Distrito, esto fue posible gracias a nuevos trazados en rutas, la ampliación de la cobertura y las mejoras de frecuencias.

A pesar de que el SITP tiene cerca de 7.000 vehículos y opera en nueve zonas, mueve apenas 1,7 millones de usuarios de los 4 millones que debería transportar. Archivo El Espectador

Tras el reclamo de los operadores sobre posibles incumplimientos y la falta de compromiso de Transmilenio para buscar una salida a la crisis, la empresa distrital respondió que la actual administración siempre ha estado comprometida en tratar de encontrar alternativas para el Sistema Integrado de Transporte Público. (LEA: SITP es un desastre y un pésimo servicio)

“Desde enero de 2016 todas las decisiones han sido responsables, considerando aspectos técnicos, estructurales, financieros y jurídicos. Desde abril de 2016 se han adelantado mesas de negociación con los concesionarios, donde se han analizado opciones que les permitan afrontar la situación por la que atraviesan, en aras de preservar y garantizar la prestación del servicio”, dijo Transmilenio a través de un comunicado. (Lea: "El Distrito nos ha engañado": dicen operadores del SITP)

Resaltó que en este tiempo se han tomado medidas estructurales y operacionales que han permitido garantizar la prestación del servicio y hacerle frente a la situación, como establecer nuevos trazados de las rutas, la ampliación de la cobertura y mejorar las frecuencias, lo que ha permitido elevar los indicadores de los concesionarios. (Lea: Otro operador del SITP al borde de la quiebra)  

“Los cambios que se han adoptado en estos dos años han mejorado la situación financiera de los concesionarios, que pasaron de reportar pérdidas por $254.169 millones en 2015 a $176.698 millones en 2016”, agregó.

En cuanto a uno de los reclamos, como la permanencia del SITP provisional, la empresa señaló que siguen trabajando para desmontar de manera gradual este servicio, para lo cual, dicen, es fundamental el concurso de los concesionarios del SITP. (Lea: Los números rojos del SITP)

“Somos conscientes que debemos seguir trabajando para ofrecerle a la ciudad el transporte público que se merece y sacarlo de la crisis. El SITP es un tema de ciudad y las soluciones deben ser resultado de un esfuerzo compartido en el que todos, concesionarios y Transmilenio, deben estar comprometidos”, concluye el comunicado de la empresa.  El Distrito convocó a los operadores a una nueva reunión el próximo 4 de octubre.(Lea también: Las causas de la quiebra del SITP)  

El pronunciamiento de Transmilenio se produce luego de que los socios de las principales empresas del SITP aseguraron este jueves que el negocio y el servicio atraviesan por una profunda crisis económica, todo por fallas a la mala planeacion de este y de los pasados gobiernos Distritales. (Lea: Operadores se quieren bajar del SITP)

“Como vamos es muy probable que a finalizar el año quedemos todos en ley de quiebras. Quienes se están acogiendo no lo hacen por voluntad ni porque no lo hagan bien, sino porque el sistema no les permite mejorar o tener los ingresos para cubrir los costos”, Víctor Raúl Martínez, uno de los voceros de los operadores, quien calificó el negocio como “deficitario”.

“Lo que puede salvar esta situación es una decisión del gobierno del Bogotá de controlar la evasión de pago (de cada 10 hay cinco que no pagan); tenemos que poner rutas eficientes (los buses van vacíos todo el tiempo, eso no es sostenible)”, añadió.

En Bogotá hay cerca de 7.000 buses que hacen parte formal del SITP; 5.700 son provisionales, y cerca de 800 buses permanecen en los patios con fallas mecánicas, según los operadores.

 

últimas noticias