Pese a multa y una orden de arresto, Saludcoop continúa con incumplimientos a paciente

La madre de una menor de 4 años denuncia que desde el 6 de marzo no recibe sus medicamentos y una funcionaria del juzgado que llevaba el proceso estaría reclamándolos a nombre de ella.

La Personería de Bogotá denunció que a pesar de que la justicia impuso multa económica, dio orden de arresto y falló en favor de Viviana Calderón Pava, madre de la paciente Mariana Vanegas Calderón, de 4 años de edad, Saludcoop le sigue incumpliendo en el suministro de los medicamentos que necesita y que superan los 2 millones de pesos mensuales.

A Saludcoop le han sido interpuestas dos tutelas y varios desacatos, y por más de que los fallos han sido en favor de la atención integral para la hija de la señora Viviana, desde el 6 de marzo no le entregan los medicamentos y se puede perder un tratamiento de 2 años.

“La justicia ha hecho todo lo que puede, de hecho el juzgado 55 sancionó con arresto y multa económica, pero la EPS sigue haciendo caso omiso”, aseguró la madre de Mariana, que afirma que ya no sabe a quién acudir para que la ayuden con el tratamiento de su hija.

Los males que la menor padece son reflujo gastroesofágico, esofagitis crónica, enfermedad eosinofilica del duodeno, asma, nevo epidérmico lineal, hipermovilidad, deficiencia de vitamina D y otras vitaminas, entre otras patologías.

Por esto el costo de sus medicamentos supera los 2 millones de pesos mensuales, puesto que son varios los que necesita de manera urgente: Nutramigen Premiun, Montelukast, Esomeprazol, Sun Glass kids, Alergibon Clear. Cuando la niña deja de recibirlos sufre de dolores muy fuertes.

Calderón afirma que Tatiana Giraldo, de Saludcoop, solo le dice que siga esperando que están haciendo todo lo posible; sin embargo, pese a la orden de arresto no le dan solución.

La mamá de Mariana dejó de ir a uno de los juzgados que llevaba su proceso judicial porque, según ella, una funcionaria la amenazó con arrestarla junto a su esposo y quitarles a su hija por irrespeto a la autoridad. La medida se habría tomado como represalia de una denuncia ante la Fiscalía General, por prevaricato y suplantación de identidad, ya que, según Calderón, la funcionaria del juzgado estaba reclamando los medicamentos en nombre de ellos, falsificando sus firmas y exponiendo los medicamentos por no tenerlos en las condiciones técnicas para su óptima conservación.

La Personería ya hizo la denuncia del caso ante la Superintendencia de Salud y la Procuraduría General de la Nación, y además está haciendo seguimiento en los despachos judiciales con el fin de verificar qué fue lo que realmente sucedió con la orden de arresto.