Petro acoge iniciativa de concejal sobre acceso gratuito de policías a Transmilenio

La estrategia del cabildante Miguel Uribe busca que con mayor presencia de policías en los buses del SITP y Transmilenio se disminuya la percepción de inseguridad de los usuarios.

La ciudad cuenta con un policía por cada 450 habitantes, según proyecciones del DANE.Archivo EFE

Tras las reiteradas denuncias de inseguridad en Transmilenio por parte de los usuarios, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, estudia la posibilidad de permitir el acceso gratuito de los policías al Sistema de Transporte público, una iniciativa del concejal Miguel Uribe Turbay.

Esta estrategia pretende que haya mayor presencia de policías y auxiliares en los buses del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá, SITP y Transmilenio para contrarrestar los actos delictivos y disminuir la percepción de inseguridad. (Vea: Atraco en TransMilenio quedó registrado en video)

“Agradezco que el alcalde ponga en práctica esta iniciativa. Lamento que no lo haya hecho antes, lo que hubiera posiblemente evitado los actos de inseguridad que se han generado en Transmilenio y que el Alcalde desconoce”, manifestó Uribe Turbay. (Lea: El relato de la joven víctima de atraco masivo en Transmilenio)

Explicó que “según el último estudio de la Cámara de Comercio de Bogotá el 89% de los usuarios consideran que Transmilenio no es seguro. Si logramos que el Distrito implemente esta estrategia de seguridad, para los delincuentes que acostumbran a robar y a agredir a los usuarios del SITP, resultaría más difícil robar a alguien bajo la presencia de un policía uniformado”.

Según proyecciones del DANE, Bogotá cuenta con 7.878.783 habitantes y, de acuerdo con cifras oficiales de la Policía Metropolitana, para proteger a dicha población existen 17.488 policías. Es decir, la ciudad cuenta con un policía por cada 450 habitantes. Con esta estrategia se busca aumentar la presencia policial y mejorar la percepción de inseguridad en los bogotanos que en 2014 era del 52%.

“Aunque es evidente que la ciudad necesita un pie de fuerza mayor, con esta iniciativa se podría optimizar la presencia de los uniformados en el sistema de transporte público. Experiencias como las de Brasil y algunas ciudades europeas (Londres y Estrasburgo), donde el libre acceso de la policía es permitido en los sistemas de transporte, demuestran que una medida de esta naturaleza es eficaz y exitosa porque aumentan la percepción de seguridad y la legitimidad de las autoridades”, explicó Uribe Turbay.

En el proyecto aclara Turbay que el acceso de los uniformados estará condicionado a que en el momento del ingreso a cualquier bus porte su uniforme y esté en disposición de prestar sus servicios, velando así por la protección de la vida, la integridad física y la seguridad de los usuarios del Sistema.

últimas noticias

Rescatan "mono aullador" en Bogotá

A ahorrar gas mientras se supera la crisis