Petro asegura que operadores privados del SITP tratan de incumplir contratos

El alcalde dijo que para poder implementar el sistema, es necesario que los operadores paguen a los pequeños trasportadores rentas por salir de la actividad y por chatarrización.

Luego de que voceros de los operadores privados del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) de Bogotá advirtieran que la implementación total del sistema no podrá alcanzarse este año –tal como lo tiene previsto la Administración Distrital– el alcalde de la ciudad, Gustavo Petro, aseguró que los operadores tratan de incumplir los contratos.

El mandatario se refirió a un estudio enviado por los operadores a la junta directiva de TransMilenio en el que expresaron su inconformidad y pusieron en evidencia los errores que, en su criterio, está cometiendo la administración en la implementación y la salida de los buses tradicionales. (Lea: Sólo dudas tras decisión con el SITP)

"Los operadores privados tratan de incumplir el contrato que firmaron en el 2010, una de sus cláusulas es que deben pagarle a los pequeños transportadores de la ciudad las rentas por salir de la actividad y por la chatarrización de los buses, sin eso es imposible implementar el SITP", manifestó Petro en declaraciones recogidas por Caracol Radio.

Petro aseguró que hay que preguntarles a los operadores si están dispuestos a cumplir con los contratos y que en caso contrario, habría que iniciar un proceso de incumplimiento, como lo indica la ley.

Por su parte, César González, vocero de los operadores del SITP, aseguró que la implementación del sistema no se puede hacer en los plazos que prevé la administración y, por lo tanto, no es un asunto que se pueda resolver solo con decisiones administrativas, debido a que hay un contrato y unos concesionarios por escuchar.

Acá puede haber un conflicto contractual gigantesco, que tendrá que ser resuelto con arbitramento o ante la justicia. En los contratos no está contemplado este panorama. En el caso de Coobús y Egobús, lo que debió ocurrir hace dos años fue declarar la caducidad de esos contratos, pero como se tiene el criterio de que son pequeños propietarios, en nombre del capitalismo popular, se les mantuvo en salmuera más de dos años”, indicó González. 

Temas relacionados