"Petro busca culpables de sus desaciertos"

El concejal asegura que la administración está improvisando en materia legislativa y no descarta apoyar la revocatoria del mandato del alcalde.

El presidente del Concejo distrital, Darío Fernando Cepeda.
El presidente del Concejo distrital, Darío Fernando Cepeda.Óscar Pérez

El año político que está por terminar ha estado marcado por tensiones entre la administración de Gustavo Petro y el Cabildo distrital. Un ‘agarrón’ político en el que los afectados son los bogotanos.

En entrevista con El Espectador, el presidente del Concejo, Darío Fernando Cepeda, habló de las relaciones con Petro, señaló que al secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, le ha faltado liderazgo y dejó interrogantes sobre la propuesta de revocatoria del mandato del alcalde.

¿Cómo evalúa la relación del Cabildo con la Alcaldía durante el primer año de gobierno de Gustavo Petro?

En estos 12 meses la relación ha sido muy difícil, no ha habido nadie de la administración que lidere las apuestas políticas del alcalde. Ha habido líderes por temas, pero les falta experiencia parlamentaria para sacar adelante los procesos.

¿Eso es un ‘vainazo’ para el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla?

No ha tenido liderazgo, ni el tacto para manejar la relación con el Concejo en la aprobación de acuerdos. Mucho menos para el tema del control político. No ha sido la voz de la Alcaldía. Eso se nota en proyectos como la aprobación del cupo de endeudamiento para el metro pesado, pues vinieron cuatro secretarios con discursos diferentes. Es evidente que no se hacen consejos de gobierno para unificar criterios.

Me parece que Eduardo Noriega sí sabía hacer el trabajo. Pero ahora no sabemos qué piensa la administración. Asprilla se dedica a controvertir, no a defender las propuestas del alcalde Petro.
Pero ustedes también le dan duro a la administración. ¿Para qué aprobar un cupo de endeudamiento destinado al metro pesado si no está el visto bueno del Banco Mundial y sólo se podrá construir en 2015?, era una idea de Samuel Moreno y se sacrificaba el cupo del cuatrienio para obras urgentes

No queríamos que esos dineros entraran a la alcaldía de Moreno, porque no nos generaba confianza y dijimos que se le desembolsaría a la siguiente administración. Lo que hizo Petro fue traer ese acuerdo con un cambio de destinación, pero eso no se pudo. El acuerdo inicial decía que estaba destinado al metro pesado y lo aprobamos así. El alcalde lo objetó y hay una comisión para evaluar esas objeciones. Ellos mismos evitaron que discutiéramos el cupo del cuatrienio.
Eso pasa a menudo. La administración presenta proyectos y luego los retira. En el presupuesto de 2013 discutimos el proyecto y, el día de la plenaria, Asprilla le pidió a su bancada que se retirara para evitar el quórum. Están improvisando en materia legislativa. Él nunca ha pedido una reunión conmigo para discutir la agenda del Concejo.

Pero parece que usted no le ve nada positivo a la administración...

La política del amor es muy buena, me recuerda las campañas pedagógicas de Antanas Mockus. El desarme es exitoso. La implementación del Sistema Integrado de Transporte es positiva. Poner en la agenda pública diaria lo ecológico es un cambio importante en los bogotanos. Y parece que hay cero tolerancia con la corrupción. Pero me preocupa que la ejecución del presupuesto este año ha sido muy pobre y la imagen es que la gente que trabaja con Petro no está comprometida con su Plan de Desarrollo.

Pareciera que a juicio de ustedes todo es malo. Si se ejecuta, se está feriando el presupuesto; si no, hay incapacidad de los funcionarios...

Es evidente que no hay capacidad de gestión, no hay experiencia. Las secretarías que tienen que ver con lo social, no desembolsan para lo que es esencial para Petro. Un año de ahorro o “ajuste”, como dicen los funcionarios, son años de atraso para la ciudad. No podemos seguir excusándonos en las ruinas que dejaron otros.

¿No le parece que dice mucho de lo que piensa la administración de la mesa directiva que usted lidera el que vayan a esperar a febrero, cuando hay cambio de dirigencia, para presentar modernización tributaria y cupo de endeudamiento?

El alcalde siempre busca culpables de sus desaciertos. Los bogotanos saben que este es un Concejo serio. Hay que recordarle a Petro que nosotros, la oposición representada en Cambio Radical, hicimos una ponencia positiva de cupo de endeudamiento, pero no por el monto que él buscaba. Lo pasamos para metrocable y metro pesado.

La verdad, hay desconfianza, nos da miedo endeudarnos y que luego no sepan cómo ejecutar los recursos. Hasta ahora no nos han probado lo contrario. Nos criticaron por no hacer control oportuno en otras pasadas, le aseguro que vamos a exagerar haciendo control político y fiscal en tiempo real.

¿Está de acuerdo con la propuesta del representante Miguel Gómez de revocar el mandato de Petro?

Vienen las elecciones parlamentarias y hay oportunismo político. Pero no hay que satanizar esa figura. La revocatoria es constitucional. La gente del común, está preocupada y habla de revocatoria.

¿Usted la apoyaría?

Si me dan argumentos, claro que sí. Pero en su momento lo decidiré.

¿Qué le dice la investigación de la Procuraduría contra 17 concejales y exconcejales por el ‘carrusel de la contratación’?

Aquí las responsabilidades son individuales. El Concejo no puede ser satanizado por posibles faltas de algunos de sus miembros.

¿Le augura éxito al alcalde en su apuesta para la recolección de basuras?

Improvisación por todas partes. Falta experiencia del nuevo operador, se interpretó mal a la Corte Constitucional, no van a poder vincular a todos los recicladores. Y lo que más nos preocupa es que Petro llamó a la guerra, a la confrontación entre clases sociales, y va a haber problemas de orden público. Hay que recordarle al alcalde que no está en campaña, que está para gerenciar y que, si no le va bien, los entes de control y el Gobierno intervendrán.

Temas relacionados
últimas noticias