Petro busca “distraer” con expropiación del San Juan de Dios, dicen en Concejo

Aseguran que es un “anuncio improvisado”, pues la situación legal del hospital está sin definir.

Archivo

Este miércoles, el alcalde Gustavo Petro anunció la expropiación administrativa del Hospital San Juan de Dios con el fin de lograr su reapertura y así darle marcha a su proyecto de convertir al centro de salud en uno de cuarto nivel. La decisión del burgomaestre ya recibió las primeras críticas; la concejal Lucía Bastidas asegura que quiere “distraer” así como lo hizo en su momento con las corridas de toros en Bogotá.

“El anuncio lo hace sin planeación porque no conocemos los diseños de lo que busca con el hospital, como ha sido el denominador común de esta administración. Además, es un anuncio improvisado si se tiene en cuenta que la situación legal del hospital está sin definir. La ciudad debe saber que la Superintendencia de Notariado y Registro declaró en marzo pasado la ilegalidad de las transacciones de venta que se han hecho de los predios del hospital desde 1923”, explicó la cabildante.

Bastidas agregó que eso significa que no es claro si es verdad que el alcalde puede expropiar, como pretende hacerlo, pues “los predios que hoy están en cabeza de la extinta Fundación San Juan de Dios”.

“¿Qué va a pasar si en unos días o semanas, o meses, la Superintendencia de Notariado y Registro confirma, después de los estudios de títulos que, en efecto, las ventas han sido ilegales y por lo tanto la Fundación San Juan de Dios no es la dueña de esos predios? La Alcaldía dice que va a expropiar a la Fundación San Juan de Dios, que es la que aparece como dueña. ¿Y qué va a pasar si la Superintendencia concluye que es otro el propietario? ¿Qué va a pasar si para el momento en que se aclara la titularidad de los terrenos el Distrito ya le ha pagado más de 150 mil millones de pesos a la Fundación que es el precio del que se ha venido hablando por los terrenos del hospital?”, cuestionó la concejal.

En este sentido, agregó que el otro tema que todavía no es claro, “aunque el Distrito insista en decir que sí, es que hay un pasivo pensional y unas obligaciones laborales que no se han pagado y por las que un grupo de extrabajadores del hospital ha insistido en mantener una toma de las instalaciones por más de 15 años. Es una situación que debería definirse antes de que el alcalde comprometa los recursos públicos en un proyecto que puede quedar frustrado en el camino por problemas jurídicos. No hay una solución de fondo a la vista”, puntualizó.

Bastidas insistió que el Distrito no pudo comprar el San Juan de Dios por la falta de claridad de los títulos. “Entonces, ahora el alcalde acude al expediente de la expropiación para saltar por encima de esos líos jurídicos”.

El Distrito a través del decreto 263 del 6 de julio de 2015 adoptó medidas determinantes para expropiar por vía administrativa el Hospital San Juan de Dios por la existencia de “condiciones de urgencia por razones de utilidad pública e interés social para continuar el desarrollo de la estrategia de atención en salud a la población de la capital”.

El Decreto 263 expedido por la alcaldía Mayor de Bogotá establece que se iniciarán todas las actuaciones para la recuperación de los predios del Complejo Hospitalario San Juan de Dios y la realización de las acciones necesarias para restaurar y actualizar las infraestructuras relacionadas que hacen parte de la iniciativa pública distrital “Ciudad Salud Región”, proyecto establecido en el Acuerdo Distrital 192 de 2005.

La entidad encargada del proceso de expropiación por vía administrativa será la Empresa de Renovación Urbana a quien corresponde gestionar, liderar, promover y coordinar proyectos de renovación urbana en la ciudad y por tanto, es quien lidera la Operación Estratégica del Centro.

“En términos prácticos significa que iniciamos un proceso con el fin de lograr la propiedad del Complejo Hospitalario San Juan de Dios”, dijo la secretaria General de la alcaldía, Martha Lucía Zamora Ávila.

La funcionaria agregó que “un proceso administrativo tiene más o menos un tiempo de cuatro meses, esto significa que a finales de este año ya nosotros tendríamos la propiedad plena del Complejo Hospitalario San Juan de Dios”.