Petro insiste en que TransMilenio no está quebrado

El alcalde dice que lo que existe es un déficit operacional del Sistema Integrado de Transporte Público.

Archivo El Espectador

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, reiteró que el Sistema TransMilenio no está quebrado y que lo que existe es un déficit operacional del Sistema Integrado de Transporte Público, SITP.

“El déficit del SITP tiene que ver con que el Fondo de Estabilización Tarifaria, fiducia a donde llegan los pagos del pasaje de los usuarios del transporte versus los pagos que se le hacen a los operadores privados, que no está equilibrada. ¿Quién paga el desequilibrio y cuánto vale hoy? Ese desequilibrio por implementación del SITP vale aproximadamente 700.000 mil millones de pesos al año, porque así se firmaron los contratos en 2010”, dijo Petro.

“El déficit operacional de los buses privados del SITP es pagado por el Distrito, y mientras más gente se suba a estos buses, el déficit debe ir disminuyendo. Es allí cuando surgen dos grandes inquietudes con mala información pública; la primera es que ese déficit se debe a que el Distrito permitió que Egobus y Coobus, dos operadores privados que aglutinan miles de pequeños transportadoras se mantuvieran en el tiempo y debieron trasladarle a los operadores el manejo. La respuesta es que seríamos la primera ciudad del mundo en donde su transporte público estaría concentrado en dos o tres empresarios privados, en el mundo no existe algo así, y eso sería un desastre”, afirmó el mandatario.

“La segunda inquietud es ¿quién paga el déficit? Las voces que salen de la Contraloría y de ciertos sectores de opinión es que el déficit lo debe pagar el usuario del transporte, es decir que como alcalde debo elevar las tarifas. Para el que no se sube al bus, Petro es un inepto porque no ha hecho esto”, manifestó irónicamente el alcalde.

“Si colocamos al usuario a pagar el déficit, a las personas de estrato uno les tocaría encerrarse en sus casas, no tomarían bus, con las consecuencias que ello produce a la ciudad, el Sistema entraría en quiebra porque ya no tendría demanda. Si el estrato uno se encierra se vuelve más pobre. ¿Qué le pasa al joven pobre si vive lejos de la universidad y le elevo la tarifa? Desertaría. ¿Qué le pasa al enfermo si tiene que ir al hospital? Pues pasa lo que los estudios ya nos han dicho, la principal barrera para el acceso a los servicios de salud es el transporte”, sostuvo Petro.

“Lo que hemos defendido y nos embargaron por ello, es que el déficit no lo paga el usuario del transporte, ese es un precepto neo-liberal estúpido, que solo se lo creyó Colombia, porque ningún país desarrollado del mundo lo practica, y por eso tenemos los peores sistemas de transporte masivo en confort para el usuario”, dijo el burgomaestre.

“Si el déficit se paga del presupuesto entonces quién lo paga, cuando es así, los que pagan son los propietarios de casas, de carros, y a eso lo llamo justicia. Porque si pongo a los usuarios del bus a pagar tarifas elevadas yo le estoy quitando a los más pobres de la sociedad bogotana“, recalcó Petro.

“El subsidio a los más pobres que hoy alcanza 350 mil personas que es SISBEN por debajo del 04 y que nos está costando 60 mil millones de pesos anuales, debe aumentar a 700 mil personas como mínimo, que hoy pagan $600 en hora valle y eso nos ayudaría a resolver buena parte de los problemas de segregación social en la movilidad de la ciudad”, concluyó.