Petro instaurará denuncia penal por irregularidades en contratos del Fondo de Vigilancia

Empresas contratadas por el Fondo de Vigilancia fungían también como interventores de las mismas obras.

La modernización de la línea 123 entre la ETB y el Fondo de Vigilancia.Archivo El Espectador

La secretaria de Gobierno, Gloria Flórez, aseguró que no se va a permitir ningún acto de corrupción durante el Gobierno del alcalde Gustavo Petro, así lo señaló al referirse a presuntas irregularidades donde empresas contratadas por el Fondo de Vigilancia para adelantar la renovación tecnológica en el Distrito, fungían también como interventores de las mismas obras.

“Por orden del alcalde mayor, Gustavo Petro, estamos estructurando una denuncia de tipo penal, a fin de que se esclarezcan estos hechos, que no estamos dispuestos a tolerar”, dijo la funcionaria.

El Espectador había denunciado los problemas alrededor del convenio para modernizar el Número Único de Seguridad y Emergencia (NUSE) o línea 123, que firmó en octubre pasado el Fondo de Vigilancia (FSV) y la ETB. Este diario conoció los documentos que demuestran que la empresa Infotic celebró un contrato con el Fondo de Vigilancia de Bogotá, el 29 de octubre de 2014, para realizar la interventoría técnica, administrativa, financiera y jurídica del convenio que busca la modernización de la Línea 123. Esto por $1.560 millones, durante cinco años, plazo que duraría la modernización.

Sin embargo, para ese momento Infotic ya era contratista del distrito. El 16 de septiembre de 2014, esta sociedad y el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FSV) de Bogotá habían firmado un convenio por $3.274 millones, para que fuera el proveedor de 1.500 cámaras de seguridad para el circuito cerrado de vigilancia que controla la Policía Nacional.

Es decir, Infotic mientras suministraba las cámaras a la vez vigilaba el millonario contrato de modernización de la Línea de atención 123, que como sistema integrado de seguridad, es el usuario final de las cámaras de vigilancia.

Sobre el funcionamiento de la Línea 123, la secretaria de Gobierno reiteró que este servicio está garantizado, pues se superó el impase presentado en días pasados con la firma Itelca, subcontratista de la ETB, quien a su vez, tiene convenio con el Fondo de Vigilancia para el soporte tecnológico de esta línea. “Los recursos financieros que garantizan el salto tecnológico del Nuse están dispuestos en la ETB, desde el año pasado”.

Reiteró que la Línea 123 funciona normalmente: “Esta Línea es un servicio público esencial para la seguridad de la ciudad y la convivencia y de los ciudadanos que no puede parar en ningún momento; por eso, le informo a los bogotanos que el servicio está garantizado, y, más aún, que estamos adelantando un proceso de modernización que permita dar un enorme salto tecnológico”, puntualizó la funcionaria.

La modernización tecnológica que adelanta la administración de la ciudad involucra no sólo a la Línea 123, sino también abarca la iluminación con lámparas Led en calles, puentes y alrededores de las estaciones de Transmilenio, y cámaras de alta definición y de reconocimiento de rostros.
 

 

últimas noticias