Petro le expondrá al papa Francisco la lucha de Bogotá contra el cambio climático

El alcalde de Bogotá explica en el Vaticano el “profundo conflicto que existe entre humanidad y mercado”.

Archivo El Espectador

El Rostro Humano de Bogotá: Una ciudad que lucha contra el Cambio Climático”, es el título de la exposición que hará el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, este martes, durante el simposio ‘Esclavitud moderna y cambio climático: el compromiso de las ciudades’, realizado en la Santa Sede del Vaticano.

La organización del evento, que contará con la participación del papa Francisco, ha destacado en su programación una frase del alcalde Petro: “Hoy día estamos viviendo un profundo conflicto entre humanidad y mercado: por eso veremos cada vez más movilizaciones sociales, protagonizadas por personas que buscarán defender la vida en un territorio asediado por la desigualdad y el cambio climático”.

El certamen, que se desarrolla en la Casina Pio IV, sede de las academias pontificias en Ciudad del Vaticano, cuenta con la participación de más de 50 alcaldes de las ciudades del mundo de mayor importancia, entre los cuales se encuentran los mandatarios de Bogotá y Medellín como únicos colombianos, aunque no está prevista intervención del alcalde Aníbal Gaviria de Medellín.

La intervención del alcalde Petro está prevista para las 4:10 de la tarde hora local (9:10 hora colombiana). Tras la intervención del mandatario bogotano, arribará a la Casina Pio IV el papa Francisco, quien tendrá una audiencia con los alcaldes invitados y posteriormente será testigo de la firma de la declaración conjunta contra la Esclavitud Moderna y de los Cinco Revisiones a los Objetivos de Desarrollo Sostenible con respecto a la esclavitud moderna.

Las Academias Pontificias, con el Papa, consideran que hoy día “afrontamos dos urgencias dramáticas que, en cierto modo, están relacionadas: la crisis del cambio climático y las nuevas formas de esclavitud”.

Como dice Laudato si’ (la reciente Encíclica del Papa Francisco), las consecuencias del cambio climático azotan con mayor fuerza a las personas más vulnerables del planeta, mientras que ellas ni siquiera disfrutan de las ventajas de usar los combustibles fósiles. Los líderes religiosos, llamados a condenar las nuevas formas de esclavitud, han subrayado la relación entre el ambiente natural y el ambiente humano. De hecho, el calentamiento global es una de las causas de la pobreza y de las migraciones forzadas, favoreciendo la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución y el tráfico de órganos.

En la presentación oficial del encuentro se expresa que “La contribución activa de los gobiernos locales es crucial en la lucha contra este delito atroz. Los alcaldes y las autoridades locales tienen un rol que desempeñar en la abolición de este delito de lesa humanidad”.