"Petro podría invadir propiedad privada con nuevo Plan de Ordenamiento"

Siguen los cuestionamientos por la propuesta de modificación al POT.

Biblioteca Virgilio Barco en Bogotá.
Biblioteca Virgilio Barco en Bogotá.David Campuzano/El Espectador

El concejal Miguel Uribe Turbay expresó su preocupación por el efecto del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del alcalde Gustavo Petro, el cual según el cabildante, apropiará las zonas comunes de las copropiedades para lograr su meta de ampliar el espacio público y densificar la ciudad, de acuerdo con los planteamientos hechos en el proyecto presentado al Concejo de Bogotá.

Según los artículos 221, 226 y 232, del Proyecto de Acuerdo, las vías peatonales, rampas, escalinatas, plazoletas y plazas de los conjuntos privados se incluyen como parte del espacio público y por ende no serían objeto de cerramiento, cubrimiento o construcción.

El concejal Uribe Turbay explicó que "de aprobarse la norma que propone el alcalde podría no sólo violar el artículo 58 de la Constitución, la Ley 675 de 2001, el Código Civil y demás normas que garantizan el derecho de propiedad, sino despojar a los propietarios de esos espacios, quienes tendrían que asumir la dotación y el mantenimiento de los mismos”.

Agregó que “con esta propuesta las áreas privadas no quedarían aisladas, como están actualmente, sino que serían parte del espacio público”.

Finalmente, dijo que esto permitiría claramente el libre acceso sin restricción de todos los habitantes lo que expondría a millones de bogotanos a ser víctimas de la delincuencia en sus propias residencias y afectaría el valor de sus inmuebles.

Gerardo Ardila, secretario de Planeación, dijo durante el debate organizado por el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional sobre la eficacia del Plan de Ordenamiento Territorial que el POT es un instrumento que no determina el comportamiento de una sociedad, sino que esta tiene que enfrentarse a sus transformaciones y decisiones.

Una de las críticas al POT ha sido la mezcla de usos planteada. Al respecto, Ardila afirmó que los concejales han recibido con tranquilidad la propuesta, que “es clara, directa y concreta”.

También comentó que, tras los debates realizados con la ciudadanía, “lo que hemos hecho es introducir las modificaciones o ajustes para ser consecuentes con las recomendaciones que nos hace la participación ciudadana”.

El Distrito responde

La modificación excepcional del Plan de Ordenamiento Territorial POT busca la posibilidad de generar espacio público en áreas de integración y zonas de área económica intensiva (donde se concentran las principales fuentes empleo), promoviendo que en los nuevos proyectos se puedan transferir propiedad privada a título del Distrito teniendo en cuenta que antejardines, fachadas y aislamientos complementan los espacios peatonales. “Se quiere que la arquitectura que se empiece a desarrollar como parte de la implementación normas de modificación POT generen una ciudad más amable donde las edificaciones sean las que configuren la calle y no sean las rejas las que constituyan el cerramiento de las calles”, expresó la Subsecretaria de Planeación Territorial de la Secretaría Distrital de Planeación, Liliana Ospina.

Lo que no quiere decir que se vayan a quitar las rejas de los conjuntos de Ciudad, además si estos predios están enmarcados en una licencia de construcción. En el caso de las plazas y plazoletas, alamedas y vías  peatonales que se encuentren dentro de los mismos continúan siendo parte de la propiedad privada y sus propietarios podrán disponer de éstas.