Petro se reunirá con Santos para hablar de Paz

Gustavo Petro manifestó que su prioridad es trabajar por la ciudad, sin que sus problemas personales interfieran en el desarrollo de su labor.

El ahora restituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, confirmó que en los últimos días le solicitó al presidente de la República, Juan Manuel Santos, una reunión para discutir y conversar entre otras temáticas, la paz.

Petro señaló que independientemente de las diferencias que pueda tener con Santos, su prioridad será alcanzar la paz teniendo en cuenta que también es una dimensión que le compete a Bogotá, debido a que en la ciudad está en juego, según Petro, el reto de que la diferencia pueda gobernar.

“Le he solicitado la reunión al presidente y estoy a la espera de su respuesta para hablar, además de paz, también de otros temas de la ciudad como el metro. Hay muchas cosas que me distancian con el presidente Juan Manuel Santos (…) pero Colombia necesita salir de la guerra, toda decisión que nos conduzca a seguir con la guerra es una soberana estupidez”, señaló el burgomaestre en declaraciones dadas a W Radio.

El alcalde indicó que recibió la noticia de su restitución cuando se encontraba en Sincelejo ad portas de realizar una manifestación y precisó que al llegar a Bogotá se encontró con la problemática de abastecimiento de agua para varios barrios de la ciudad.

Por otro lado, Gustavo Petro manifestó que existe una crisis en la construcción en Bogotá causada por la suspensión de su proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial (POT). En ese sentido, según el alcalde, se desincentivó a la industria debido a que, inicialmente, los gremios comenzaron a ver beneficios y utilidades en su POT, pero dejaron de presentar proyectos cuando fue suspendido.

“La suspensión del POT tiene en inminente crisis a la construcción de la ciudad, porque no están llegando licencias de construcción ante las Curadurías. Los constructores querían el POT que les daba utilidades (…) Yo puse el recurso de reconsideración (ante la suspensión del POT por parte del Concejo de Bogotá), es decir no ha sido rechazado, pero no lo tramitaron y por eso se decretó después de 90 días”, puntualizó el alcalde.

Refiriéndose al tiempo en el que Rafael Pardo estuvo al frente de la Alcaldía de Bogotá, Petro resaltó que el ministro de Trabajo respetó su línea de trabajo de la mano de sus funcionarios, aunque resaltó que siempre estuvo monitoreando el desarrollo de la ciudad.

Gustavo Petro se pronunció acerca de la sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio contra la Uaesp, Aguas de Bogotá y EAAB por violar el régimen de competencia y declaró que no le importará pagar con su salario la multa impuesta por la Superintendencia (contra él y varios funcionarios) por 1.200 millones de pesos: “No tengo con qué pagar eso. A mí me importa un comino si se llevan el poco o mucho salario que tenga”, indicó Petro.

Finalmente, el alcalde declaró que tras su llegada a la Alcaldía de Bogotá buscará darle prioridad al desarrollo de la ciudad, sin que sus problemas personales y judiciales interfieran en el cumplimiento de su labor.

Estamos viviendo tiempos difíciles y tormentosos, y aquí lo que hay que garantizar es que independientemente de lo que pase en la vida personal del alcalde, tenga prioridad toda la actividad de la alcaldía y que el alcalde se centre en resolver los problemas de la ciudad antes que nada”, puntualizó.

Temas relacionados

 

últimas noticias