Piden abrir proceso de responsabilidad fiscal contra Peñalosa por losas de TM

Cada losa dañada cuesta 8,5 millones de pesos y hay cerca de 7.600 deterioradas.

El nuevo contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, recibirá hacia el mediodía de este miércoles una carta de la Red de Veedurías en donde le solicitan abrir formalmente un proceso de responsabilidad fiscal en contra del exalcalde Enrique Peñalosa y del exdirector del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Andrés Camargo, por los daños en las losas de Transmilenio de la fase I.

De acuerdo a información suministrada por el director de Servicios Públicos de la Red de Veedurías, Libardo Espitia, una auditoría realizada por la Contraloría General a la operación, control y recaudo de las fases I y II de Transmilenio, evidenció 17 hallazgos fiscales por una cuantía de $79.379.7 millones.

“En enero de 1998 llega a la Alcaldía Enrique Peñalosa Londoño y de entre sus múltiples viajes al exterior adopta para la ciudad el Sistema Masivo de Transporte existente en la ciudad de Curitiba; el cual comienza a materializarse el 4 de diciembre de 1998 con la suscripción de los diseños con la sociedad Steer Davies & Gleave ltda-SD&G que fueron entregados el 5 de noviembre de 1999, la aprobación en el Concejo distrital del agente gestor Transmilenio S.A. en 1999 (Acuerdo 04), la modificación del 50% de los recursos de la sobretasa a la gasolina que habían sido aprobados para el mantenimiento de la malla vial y la selección y suscripción a través del IDU, de los contratos para la construcción de las vías exclusivas por las que rodarían los buses articulados”, dice la misiva.

Agrega la carta que a inicios del año 2000, en el último año de la administración Peñalosa, el IDU contrató la construcción de la infraestructura vial del Sistema en las troncales calle 80, avenida caracas y autopista norte llamadas como fase I; “diseños que fueron cambiados sin que el Alcalde ejerciera sus funciones de vigilancia sobre sus denominados desprotegiendo los intereses o recursos públicos de la ciudad”.

A finales del año 2000 (18 de diciembre) el alcalde Peñalosa inauguró la fase I con una tarifa establecida de $800 por pasaje; el costo total de la infraestructura vial de la fase fue de $1.216.745.922.426 de los cuales $955.680.200.675 fueron aportados por el erario público distrital.

El informe de auditoría gubernamental con enfoque integral al componente de Infraestructura a Transmilenio fases I y II de agosto de 2004 practicado por la Contraloría General de la República-CGR da fe que los planos y estudios elaborados por SD&G, que fueron la base para preparar los pliegos de condiciones, “no se contemplaba la utilización del relleno fluido como material de nivelación en los carriles de solo bus y mixtos y de base granular se pasó a un relleno fluido de 60Kg/cm2 de resistencia y que realmente se redujo a una resistencia de 30kg/cm2: era previsible que las losas no resistieran el peso de los articulados y biarticulados (30 y 40 toneladas). Los diseños originales señalaban que la vida útil de las vías era de 20 años y a causa de los cambios efectuados y autorizados por el IDU los daños han sido permanentes, es decir, que sus efectos han sido de tracto sucesivo”.

A partir del año 2003, dice la Red de Veedurías, la troncal Caracas y Autopista Norte el IDU ha recibido del gestor Transmilenio S.A recursos públicos para asumir los daños prematuros de las losas puesto que a la administración no exigió en los contratos la etapa de mantenimiento: a marzo de 2011 la Administración ha tenido que destinar de sus recursos $57.744.958.948 para la rehabilitación de 7.580 losas y ahora no se cuentan con $200 millones para continuar reparando 20.000 losas dañadas; cada losa le cuesta al erario público $8.500.000.

La Red de Veedurías le solicita al contralor Diego Ardila dar apertura de procesos de responsabilidad fiscal a los siguientes funcionarios y sociedades que intervinieron en la construcción de la Avenida Caracas y Troncal Autopista Norte:

Enrique Peñalosa Londoño en su calidad de alcalde de la ciudad por omisión en la vigilancia de sus denominados como lo dispone el Estatuto Orgánico de Bogotá.

Andrés Camargo en su calidad de Director del IDU quien permitiera los cambios en las especificaciones técnicas.

Asocreto, Constructor Conciviles S.A., Interventor Consorcio Integral S.A., Silva Carreño y Asociados y Silvia Fajardo y CIA ltda, y los proveedores de Relleno fluido Concretera Diamante-Samper, Premexclados y Metroconcreto y las aseguradoras La Confianza, Seguros del Estado, Mundial de Seguros, Solidaria de Colombia y Cóndor, que intervinieron en la rehabilitación de la Avenida Caracas y Autopista Norte, así:

  • Conciviles S.A. mediante el contrato IDU-403-2000 rehabilitó la Autopista Norte desde los Héroes hasta la calle 176 con un costo final sin adiciones de $59. 178 millones y con adiciones $67.175 millones.
  • Consorcio Integral S.A., Silvia Carreño y Asociados S.A. y Silvia Fajardo y CIA ltda mediante contrato IDU-146-2000 ejerció la interventoría por un valor inicial sin adiciones de $1.625 y con adiciones $3.395 millones.
  • Consorcio Castro Tcherassi & Cía ltda, Equipo Universal y Cía ltda mediante contrato de obra IDU No. 089 de 2000 rehabilitó el tramo I de la Avenida Caracas comprendido entre la calle 80 y la calle 6 por un valor final de $39.941.2 millones
  • Consorcio Ingetec-PIV-La Vialidad ltda quien mediante contrato IDU 126-2000 realizó la interventoría por un valor final de $842.6 millones.
  • Unión temporal Condor-Conalvías quien rehabilitó el tramo de la Avenida Caracas comprendido entre la calle 6 y la calle 51 sur por un valor final de $40.859.6 millones.
  • Consorcio Hidroestudios S.A. Restrepo y Uribe ltda, contrato No. 125 de 2000 por un valor final de $1.332.7 millones realizó la interventoría.
  • Unión temporal Castro Tcherasssi S.A. –Cyvial ltda, contrato No. 604-2000 rehabilitó el tramo de la Caracas comprendido entre la calle 51 sur a calle 63 sur por un valor final de $4.959.3 millones.
  • Constructores Regionales Asociados CRA ltda quien ejerció la interventoría por un valor de $364.8 millones.

Twitter: @PaulaCastilloL