Piden aclarar alternativas para sacar de circulación vehículos de tracción animal

Advierten que a seis meses de vencerse el plazo no está clara la forma en cómo se eliminará dicho modo de transporte.

Este lunes le solicitaron a la Administración Distrital aclarar las alternativas para sacar de circulación los 2.470 vehículos de tracción animal que hay en la capital de la República. La petición fue hecha por el concejal Hosman Martínez, quien asegura que a seis meses de cumplirse el plazo para eliminar este tipo de transporte se desconoce la forma en cómo se hará.

Un decreto emitido el 12 de mayo de 2010 decía que el plazo para que salieran de circulación los llamados ‘carreteros’ era el 31 de enero de 2012; sin embargo, la Alcaldía de Bogotá solicitó al Ministerio de Transporte una prórroga para poder implementar la medida y el nuevo plazo fijado fue el 31 de enero de 2013, establecido en el decreto 178 de 2012.

“No son claras las alternativas de sustitución que la Administración Distrital debe ofrecer a la población creciente de personas que trabajan con vehículos de tracción animal, llamados comúnmente ‘carreteros o zorreros’”, señaló el cabildante.

De acuerdo a un trabajo de campo realizado por el cabildante, las localidades donde labora cerca del 60% de los carreteros son Kennedy, Suba, Engativá y Tunjuelito. ”En promedio, su tiempo de experiencia es de 19 años. Aproximadamente el 55% de ellos se iniciaron en el oficio siendo menores de edad. Además, el 80% se encuentra afiliado al Sisbén; y sólo el 27% realizó estudios de secundaria”.

De acuerdo a información suministrada por el concejal Martínez, el 50% de los carreteros en Bogotá percibe un ingreso promedio mensual menor a 500 mil pesos. El 33,4% un ingreso menor a un millón de pesos y sólo el 10% uno menor al millón y medio de pesos.

“Existen básicamente tres alternativas formuladas desde la administración distrital anterior: primero, sustituir el vehículo de tracción animal por uno motorizado. Segundo, ofrecer capacitación y oportunidades de asociación en plantas de reciclaje y en empresas de transporte. Y tercero, ofrecer planes de negocio aplicados a su actividad. Hoy en día la ciudad no conoce ningún plan de acción para la inclusión social de la población de carreteros, ni un cronograma de actividades. No sé sabe cuáles son los recursos económicos necesarios, ni las fuentes”, puntualizó el cabildante.

Martínez agregó que los carreteros de la ciudad reclaman además de una alternativa económica adecuada a sus perfiles vitales, servicios humanos básicos como vivienda, pensión y atención espacial para los adultos mayores y los discapacitados.
 

 

últimas noticias