Piden al Distrito cesar operativos contra vendedores informales durante diciembre

Concejales del Polo Democrático elevaron un llamado a la administración para que les permita a los informales y artesanos trabajar durante la época sin operativos policivos. Solicitan también aumentar las alternativas de trabajo a este sector.

Gustavo Torrijos- El Espectador

Arrancó la temporada decembrina y con ella, la aspiración de los comerciantes por aumentar sus ventas y sacarle el jugo a una época que esperan todo el año. Llegan también los turistas y visitantes, un segmento al que este sector dedica gran parte de sus esfuerzos. En todo este mercado están presentes también los vendedores informales, sobre quienes están puestas las miradas de las autoridades para evitar que haya invasión del espacio público. Sin embargo, buscando prevenir arbitrariedades y excesos durante los operativos de desalojo, desde el Concejo de Bogotá le piden a la administración que haga un alto y haga una "tregua" con aquellos que se dedican al rebusque.

Por un lado, la concejal Xinia Navarro (Polo Democrático) –quien ha visitado varios sectores donde tradicionalmente se han ubicado los vendedores ambulantes– elevó un llamado ante el Distrito para que le ofrezca a esta población alternativas productivas por encima de operativos de decomiso y desalojo, buscando que estos trabajadores puedan ejercer una labor que les genere ingresos.

Para justificar su argumento –considerando los planes de reubicación que se han puesto en marcha desde el Instituto para la Economía Social (IPES)– la cabildante expuso los casos de tres vendedores de golosinas que se ubican en la calle 100 con 9, así como otros cuatro que se dedican a la venta de textiles y productos navideños en San Victorio, quienes aseguran que han sido víctimas de “operativos arbitrarios” sin que hayan recibido alguna ayuda del Distrito.

“Hago un llamado a la Secretaría de Gobierno, a las alcaldías locales, al IPES y a la Policía para que conformen mesas de trabajo y concertación con estos vendedores y sean incluidos en programas de alternativas productivas. La Corte Constitucional, en más de 300 sentencias, ha establecido que estas personas no pueden ser desalojadas hasta tanto no se les brinde previamente una solución. Adicionalmente, invito a la Administración Distrital a que haga una tregua con los vendedores informales, especialmente en temporada decembrina”, manifestó Navarro.

Por otro lado, el concejal Manuel Sarmiento (también del Polo) les envió una carta al alcalde Enrique Peñalosa y a la alcaldesa local de Usaquén, Mayda Velázquez, solicitándoles que se abstengan de realizar operativos de desalojo contra vendedores informales y artesanos de la plaza fundacional de Usaquén. En la misiva, Sarmiento insta a la administración a atender los reclamos de los informales y reinstalar la mesa de concertación con la Alcaldía Local.

 “Artesanos, artistas de distintas disciplinas y vendedores informales han sido considerados por muchos años como parte del patrimonio de esta localidad, toda vez que sus actividades artísticas han sido acreditadas por más de 30 años de trabajo ininterrumpido en este sector, décadas en las que le han brindado un atractivo turístico y cultural de especial valor a la Plaza Fundacional, convirtiéndose en uno de los tantos motivos por los cuales miles de transeúntes valoran este trabajo y los corredores donde ellos laboran”, argumenta Sarmiento.

A su turno, la administración sostiene que, en lo corrido del año, alrededor de 3.800 vendedores informales abandonaron el espacio público y se han beneficiado de diferentes cursos que ofrece el Distrito a través del IPES como marroquinería, administración de negocios, contabilidad básica, ventas, confección de lencería, manejo de máquinas de confección, auxiliar de cocina, auxiliar de panadería, elaboración de comidas rápidas y joyería artesanal, manipulación de alimentos, servicio al cliente, herramientas ofimáticas y en emprendimiento.

“Es una prioridad la oferta de oportunidades a los vendedores que se encuentran en el espacio público para que puedan desempeñar su labor en lugares dignos y seguros, y se realiza a través de la reubicación en puntos comerciales, quioscos, plazas de mercado, ferias institucionales y comerciales; o también mediante la oferta de formación y empleo”, indicó el IPES.

De hecho, el Instituto abrió una convocatoria para que los vendedores se vinculen a la Feria Navideña 2017, que se realizarán hasta el próximo 31 de diciembre en San Victorino y Parque Nacional. "Se cuenta con 494 espacios disponibles para que nuestros beneficiarios puedan hacer las ventas de manera organizada en lugares autorizados y seguros", explicó el Distrito, precisando que los interesados pueden inscribirse en la página web de la entidad www.ipes.gov.co en el banner Feria Navideña 2017, diligenciando el formulario de Inscripción; o en las oficinas del IPES, en la Carrera Décima No. 16-82. Piso 2.