Piden estudiar condiciones laborales de conductores de Transmilenio

La solicitud fue hecha ante el incremento de incidentes en vía, pues dicen que eso podría estar influyendo en la accidentalidad.

Como consecuencia de los accidentes en los que se han visto involucrados buses de Transmilenio, el concejal Jaime Caicedo Turriago exigió tanto a la empresa Transmilenio S.A. como a los operadores privados propietarios de los buses realizar un estudio urgente sobre las condiciones laborales de los conductores y demás trabajadores “pues se teme que ellas estén incidiendo en la accidentalidad”.

Caicedo expresó su solidaridad con las víctimas del triple choque ocurrido esta mañana en una de las troncales de Transmilenio que dejó decenas de contusos. “Algo está ocurriendo en el sistema, pues resulta evidente el incremento de la accidentalidad. Prácticamente cada semana ocurre un siniestro donde resultan heridos o muertos ciudadanos que son transportados por Transmilenio o que intentan cruzar las vías que usan los articulados”.

El cabildante llamó la atención sobre el lamentable estado en que se encuentran las calzadas por las que transita el sistema, especialmente a lo largo de la troncal de la Caracas. “Es apreciable el deterioro de las losas y las consecuentes cabriolas y frenadas que deben aplicar los conductores para evitar los pronunciados huecos y desniveles. Esto tiene que ver directamente con la seguridad en la operación”, dijo Caicedo.

“Hemos venido insistiendo, a partir de las denuncias hechas por conductores y ex conductores del sistema, en que se necesita una reingeniería urgente en la planeación de los servicios y de la operación de las rutas con implicaciones directas en los turnos de trabajo y en las condiciones generales para los conductores y demás trabajadores. Ya es conocido el hecho de que muchos conductores se ven obligados a permanecer en servicio por más de 12 ó 14 horas diarias como consecuencia de los turnos que se les imponen. Conducir un vehículo de estos implica serias cargas de tensión y ello puede estar reflejándose en la accidentalidad”, agregó Caicedo.

Caicedo reiteró que a todo esto se suman otros factores como los grandes desequilibrios salariales, los frecuentes y masivos despidos y las maniobras de los operadores para impedir a toda costa la sindicalización de los trabajadores, “hecho que impide la discusión sobre asuntos cruciales como el de la seguridad en el transporte en función de las jornadas laborales y demás aspectos que favorecerían cambios sustanciales que a su vez repercutirían en la calidad del servicio prestada a los usuarios”, declaró.