Piden investigar a Samuel Moreno por contratos del Hospital del Meissen

La Corte Suprema de Justicia le ordenó a la Fiscalía indagar si el exalcalde de Bogotá utilizó recursos públicos para financiar su campaña política.

El exalcalde Samuel Moreno deberá seguirle dando la cara a la justica. Esta vez no es por los contratos de malla vial adjudicados a los primos Nule ni por los sobornos que habría recibido de Odebrecht. En esta ocasión la Corte Suprema de Justicia ordenó investigarlo por supuestas irregularidades en el proceso de contratación en el Hospital de Meissen mientras fue senador de la República.

A pesar de que, por un lado, el alto tribunal se abstuvo de iniciar investigación penal contra Moreno al considerar que “no fue posible especificar la presunta responsabilidad del excongresista en los acontecimientos que fueron objeto de escrupulosa exploración”, en la decisión le ordenó a la Fiscalía indagar si los recursos del centro médico llegaron a su campaña política.  

En la decisión judicial, fechada el pasado 6 de diciembre, se tiene en cuenta el testimonio que rindió el excongresista Germán Olano Becerra ante la Corte Suprema en el que “refirió que recursos públicos procedentes de la contratación del Hospital de Meissen fueron canalizados o direccionados, cuando menos en parte, a la campaña proselitista de Samuel Moreno Rojas a la alcaldía de Bogotá”. Por esa razón se explicó que “será preciso expedir copias de esta providencia, así como las declaraciones rendidas por el mencionado (…) para que la Fiscalía General de la Nación (si no lo hubiere hecho), investigue dicha situación”.

En la denuncia, instaurada por el veedor Pablo Bustos, se indicó que Moreno Rojas durante uno de los períodos en los que se desempeñó como congresista (entre el 20 de julio de 2002 y el 19 de julio 2006) “pudo haber tenido un eventual interés ilícito o indebido en la contratación del Distrito Capital, en lo referente al sector salud, concretamente, en el denominado carrusel de la contratación”.

La queja tiene como base un artículo de El Espectador publicado el 16 de junio de 2012, en el que Olano Becerra -quien fue posteriormente condenado a ocho años de prisión por ese escándalo- aseguró que en reuniones sociales se hablaba del respaldo político de Moreno Rojas al entonces gerente del Hospital de Meissen, Carlos Lizcano, encargado de construir ese hospital. El contrato de la obra quedó en manos del contratista Julio Gómez, quien luego fue sentenciado a diez años de prisión.

En contra de Moreno Rojas pesa una condena de 24 años de cárcel por el porcentaje que recibió por un contrato de más de $67.000 millones, firmado entre la Secretaría de Salud del Distrito y la Unión Temporal Transporte Ambulatorio de Bogotá, en el escándalo conocido por el “carrusel de las ambulancias”.

últimas noticias