Piden prorrogar fecha de salida de buses tradicionales

A partir del 1 de junio solo los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) estarán operando.

En carta enviada al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, la bancada del Movimiento Político MIRA le solicitó al mandatario prorrogar la salida de los buses tradicionales (TPC), hasta tanto no esté funcionado el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) al 100 %.

De acuerdo a la misiva, primero debe garantizarse un servicio de calidad a los bogotanos y deben otorgarse garantías a los pequeños transportadores.

“A los bogotanos no les interesa en estos momentos si los transporta un bus amarillo, azul o rojo, lo que quieren es que las autoridades les brinden un servicio público seguro, eficiente y económico”, afirmó el presidente de MIRA, Carlos Alberto Baena.

Señaló que aunque su movimiento acompaña los proyectos encaminados a mejorar la calidad del transporte público, primero es necesario que antes de la completa implementación del SITP, se aclare la situación jurídica y financiera de los pequeños propietarios y trabajadores del Transporte Público Colectivo, que hoy suman cerca de 50.000 personas.

De acuerdo a Baena, la masiva cancelación de tarjetas de operación, sin la concertación e información adecuada, afecta no sólo a los operadores del transporte público que tienen sus vehículos en parqueaderos, sino a los usuarios, quienes se han visto afectados por la eliminación de rutas, por el cambio de frecuencias y por la inoperancia del SITP en ciertas zonas concesionadas.

En la misiva, MIRA solicitó que se modifique lo dispuesto en el decreto Distrital, donde se condicionan los recursos del Fondo Cuenta de Reorganización del Transporte Colectivo Urbano de Pasajeros del Distrito Capital, a la aprobación del Plan de Mejoramiento y Recuperación por parte de los concesionarios intervenidos por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

A partir del 1 de junio solo los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) estarán operando en los corredores viales de Bogotá. De ahí la petición presentada por el movimiento MIRA.