Pilos, pero sin apoyo

El equipo de robótica del colegio distrital se ganó un viaje a EE.UU. para competir y representar a Colombia. Sin embargo, no ha encontrado recursos y podría perder la oportunidad.

El grupo de robótica del colegio INEM trabaja con un robot hecho con materiales prestados. / Fotos: Andrés Torres
El grupo de robótica del colegio INEM trabaja con un robot hecho con materiales prestados. / Fotos: Andrés Torres

En un salón abandonado del colegio INEM, en la localidad de Kennedy, 14 estudiantes pasan día y noche puliendo dos robots que fueron diseñados por ellos mismos. Luego de ganar un torneo nacional de robótica utilizando la plataforma tecnológica VEX, este grupo de jóvenes recibió un cupo para participar en el concurso mundial de robótica, en California (Estados Unidos).

Hoy, el viaje de los estudiantes al mundial de robótica está en vilo por la financiación. Mientras que los otros equipos de la delegación de Colombia (provenientes de Bucaramanga y Medellín) ya tienen listos sus pasajes, los estudiantes del INEM están a la espera de la financiación por parte alguna empresa pública o privada: “Estaríamos compitiendo en una de las plataformas más importante del mundo. Van a estar los mejores países y queremos estar allá. Por eso le hemos pedido ayuda a la Secretaría de Educación, al Ministerio de Educación, a Pacific Rubiales, a Coldeportes”, señala el maestro de robótica Frank González.

Lo único que hasta al momento ha conseguido el grupo es que tres egresados del colegio INEM les ayuden a financiar algunos pasajes. “Haciendo cuentas generales, podríamos decir que necesitamos alrededor de $40 millones para viajar y estar la semana que dura el torneo”, señala González. Para ir al anhelado campeonato los estudiantes emprendieron una carrera contrarreloj, enviando solicitudes a todo tipo de empresas: “Intentamos con Súper Ricas, Falabella, Panamericana, porque estamos desesperados. Si no conseguimos los recursos antes de esta semana es probable que nos quedemos sin el viaje”, dice José Tous, uno de los estudiantes. A la fecha, ninguna empresa privada les ha respondido.

En la mañana del martes el grupo de robótica se ilusionó cuando vio que funcionarios de la Secretaría de Educación habían llegado al colegio. Se trataba de Myriam Estela Fernández, directora de Medios Educativos de la entidad. En diálogo con El Espectador, Fernández aseguró que en la actualidad la Secretaría no cuenta con el presupuesto para financiar viajes internacionales: “En el plan general de contratación no dejamos un rubro para esos viajes sino para el concurso nacional de robótica. El grupo del profesor González va mucho más allá que otros colegios y los vamos a apoyar con formaciones en robótica. Ahora estamos verificando si en otros espacios de la Subsecretaría de Calidad se puede financiar”.

El obstáculo que se le cruzó al equipo de robótica fue el tiempo: “Ganamos el torneo en febrero y la Secretaría nos dijo que le quedaba muy difícil asignarnos recursos en un período de tiempo tan corto. El año pasado sí pudimos viajar a un torneo internacional en México. Quedamos en el segundo puesto. Aún confiamos en que alguna entidad pueda colaborar”, dice el maestro González. “Nosotros queremos apoyarlos y por ahora les estamos ofreciendo planes de robótica médica y una formación con dos profesionales con doctorado en robótica para que los asesoren”, responde Fernández.

Ha sido tan mala la racha que al grupo de robótica ni siquiera le llegó el rubro que el Ministerio de Educación le ha asignado anualmente: “Como proyecto, tenemos un rubro que el Ministerio le gira al colegio. Son alrededor de $10 millones”. “Nosotros venimos los sábados, por las tardes o a veces bien temprano, para estudiar sobre los robots”, dice Ana Ruth Sánchez, una de las estudiantes investigadoras. Después de cinco años de dedicarse a la construcción de robots con materiales prestados, este grupo podría perder el viaje que tanto ha anhelado.

Si desea ponerse en contacto con el grupo de jóvenes escriba a [email protected]

Temas relacionados