Planta de lixiviados de Doña Juana tiene en aprietos a funcionarios de la Uaesp

Contraloría investiga a la Uaesp por presunto detrimento patrimonial.

En medio de las protestas campesinas que se adelantan en el relleno de Doña Juana por el mal manejo de los residuos, la Contraloría abrió una investigación en contra de la Unidad Administrativa Especial de Servicios (Uaesp) por un presunto detrimento patrimonial al desembolsar $4.100 millones para mejorar el sistema de tratamiento de lixiviados. (Lea: La lucha campesina por acabar con el relleno Doña Juana)

De acuerdo con el ente de control, en diciembre de 2011 la Uaesp entregó ese dinero al Centro de Gerenciamiento de Residuos Doña Juana S.A., que le había solicitado $11.000 millones para su plan de optimización del sistema y así garantizar el tratamiento de los líquidos que resultan de la descomposición de las basuras. Sin embargo, tiempo después, la entidad no logró justificar el giro, pues la empresa no cumplió con todos los componentes de ingeniería y diseño pertinentes para la formulación de un proyecto de tal magnitud. (LEA: Vecinos de Doña Juana, a aguantarse al menos un mes más las moscas) 

Tampoco consideró que, de manera reiterativa, el consorcio haya informado su imposibilidad de tratar la totalidad de los lixiviados, así como de cumplir con la normatividad ambiental.  (Lea: Las moscas que colmaron la paciencia de los vecinos del relleno Doña Juana)

Hasta ahora, señala la Contraloría, esa plata no han sido invertida en la optimización de la planta de tratamiento y la Uaesp no tiene claro qué hizo el operador con ella. Por eso concluye que existe un alto riesgo para la ciudad, no sólo económico sino también ambiental, por la negligencia y el mal manejo de los lixiviados.  (En imágenes: protestas campesinas en el relleno Doña Juana)

De acuerdo con la investigación, actualmente, en espacios destinados para residuos sólidos, se encuentran pondajes (pequeños lugares en los que se represan temporalmente líquidos), donde se están reteniendo los lixiviados, lo que representa un gran riesgo de deslizamiento en las zonas de almacenamiento de basuras.

A esta investigación se suma otra de la Personería por posibles “irregularidades del operador” en el manejo del relleno sanitario –“tienen al sector en una grave situación ambiental”– y la ausencia de medidas necesarias para atender la crisis. (Lea: Choques entre Policía y vecinos agravan situación de orden público en relleno Doña Juana)

La Uaesp no se ha pronunciado frente al tema, mientras el Distrito adelanta jornadas de fumigación para controlar las plagas y los nauseabundos olores que atormentan a los habitantes de la zona.