La plaza de Kennedy vivió el retorno de Gustavo Petro

El exalcalde impulsará la 'Colombia Humana' con miras a su candidatura presidencial.

Al menos 600 personas se reunieron en el paque de Kennedy para escuchar al excalde Gustavo Petro de su “política del amor”. / Foto: Jhonatan Ramos
Al menos 600 personas se reunieron en el paque de Kennedy para escuchar al excalde Gustavo Petro de su “política del amor”. / Foto: Jhonatan Ramos

Gustavo Petro volvió a la plaza pública. Lo hizo en la noche de este martes, en la localidad de Kennedy. Esta vez para apoyar el “Sí” en el plebiscito por la paz, lanzar su campaña presidencial por una “Colombia Humana” y, de paso, lanzar pullas contra el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa; el procurador Alejandro Ordóñez; el presidente Juan Manuel Santos, y el expresidente Álvaro Uribe. Algo que hacía al mismo tiempo que hablaba de su “política del amor”.

La concentración estaba prevista para las 5:00 de la tarde. Una hora antes empezó a llegar la gente al parque de la alcaldía local. Poco a poco se fue llenando, pero como es habitual, Petro se hizo esperar. Durante la espera la gente aclamaba el regreso de Petro al poder, ya no como alcalde sino como Presidente.

Cuando El Espectador les preguntó qué los motivó a reunirse en la plaza, la sentencia fue contundente: “Él pensó y trabajó por los pobres”. Varios vendedores y recicladores se subieron al atril que pronto sería ocupado por Petro para manifestar su preocupación frente a la forma como la administración los está tratando.

A las 7:00 de la noche apareció en tarima. Con chaqueta blanca, estampada con el logo progresista. Empezó su discurso sobre “la política del amor”, a partir de la que estructuró su mensaje para apoyar la paz, criticar a sus opositores, a los que rechazan el proceso, resaltar su gobierno de la “Bogotá Humana” y mostrarlo como el modelo para el país.

Aunque dijo que apoyaba la paz, señaló que en La Habana solo se busca silenciar los fusiles. Pero que para lograr la verdadera paz se necesitan reformas más profundas. Por eso les propuso a sus seguidores que el día que voten el plebiscito incluyan una tarjeta en la que pidan una asamblea constituyente. “Con los acuerdos de La Habana, las Farc dejarán de disparar. Pero el país requiere reformas a la salud, a la educación, a la tierra y al agua para solucionar problemas vitales”.

A cada frase, los asistentes lo aplaudían. “La política del amor… ni un pobre más para la guerra”, gritaba el exalcalde. Entre la gente de los estratos populares, o al menos entre los que asistieron, aún se siente el fervor por el político y a cada intervención respondían: “¡Petro, amigo, el pueblo está contigo!”… “¡Petro presidente!”… “¡Petro, Petro, Petro!”.

A nosotros no nos importa perder una tarde de trabajo si eso implica venir a apoyar al único dirigente que nos ha dado la mano. Petro nos trató como personas, en cambio Peñalosa nos cree una muchedumbre que hace ver la ciudad fea", dijo una recicladora. “Nosotros tenemos que defendernos de esas mentiras taladradoras de una Bogotá Mejor para todos. Eso es una infamia de un hombre que no le ha tocado aguantar hambre. Claro, levantar a la gente del Bronx para ganarse todo el show mediático es muy fácil, pero ahora que esa gente no tiene a dónde ir, ahí no toma medidas", agregó un vendedor ambulante.

Un poco menos de una hora duró el retorno a la plaza pública de Petro. Su frase final: “Aquí comenzamos una campaña diferente. No vamos a estar detrás de Santos, ni detrás de Uribe. No vamos a caer en la trampa ni del uno ni del otro. Nos vamos a reclamar como constituyente popular que le ordena a las Farc, a Santos y a Uribe con un si acabar la guerra y convocar a una constituyente”.

Con esto, Petro demuestra que quiere seguir vigente. Hasta hace poco en redes sociales. Ahora de nuevo en plaza pública.

 

últimas noticias