Policía captura al padre del niño de 11 años que fue asesinado a golpes

El hombre, que se encontraba en el departamento del Cauca, se lanzó a un río apenas se percató de la presencia de las autoridades.

Policía Nacional.

La Policía Nacional capturó a Jhon Romero, el hombre señalado de golpear a su hijo de 11 años y causarle graves heridas que finalmente generaron su muerte el pasado 26 de enero en Bogotá.

Investigadores de la Dirección Antisecuestro y antiextorsión de la Policía lo ubicaron en una vivienda en la Vereda Loma Grande, municipio de Rosas (Cauca) donde el agresor se escondió tras conocer que era buscado por las autoridades.

Romero, de 34 años, es trasladado por unidades del grupo Gaula a la ciudad de Popayán y en la tarde llegará a Bogotá donde será puesto a disposición de las autoridades judiciales.

El pasado 31 de enero la Fiscalía General de la Nación ordenó la captura de la madre, quien deberá responder ante las autoridades por su presunta responsabilidad en el lamentable caso de violencia intrafamiliar.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Engativá. Al parecer, la muerte del niño se dio después de recibir una fuerte golpiza a manos de su padre.

Esa es la primera hipótesis que manejan las autoridades tras entrevistar a los vecinos del sector, quienes aseguraron que los golpes del padre habrían causado el fallecimiento.

El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, aseguró que al terminar el examen de necropsia "se encontró que la causa de la muerte obedeció a un trauma craneoencefálico severo. La manera de la muerte ha quedado catalogada como muerte violenta tipo homicida", es decir que el padre del menor podría ser procesado por homicidio.

El dictamen de Medicina Legal es uno de los elementos de prueba de la Fiscalía.

Temas relacionados