Policía de Bogotá desmantela banda que había robado más de 700 motos

Luego de robar las motos, la banda extorsionaba a los dueños para su recuperación, o las vendían debido a una máquina que habían fabricado con la que lograba clonar las matrículas.

La Policía de Bogotá, dio con el paradero de una banda delincuencial que robaba motocicletas luego de una investigación de más de 10 meses, tiempo en el que estableció que la organización criminal delinquía principalmente en las localidades de Engativá, Fontibón, San Cristóbal y Kennedy, donde hurtaba en promedio tres motos diarias.

Según el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza, el modus operandi de la banda era desactivar rápidamente los seguros de motocicletas estacionadas, vistiendo trajes o uniformes de mensajería con los que desviaban la atención.

"Éstos sujetos tenían la particularidad de llegar en parejas y vistiendo como trabajadores o mensajeros, parqueaban su motocicleta al lado de la que sería hurtada y en cuestión de segundos lograban desactivarle todos los seguros y se la llevaban sin despertar sospechas alguna", aseguró Guatibonza en diálogo con Caracol Radio.

Asimismo, el Comandante de la Policía manifestó que la investigación comenzó a obtener resultados debido a las múltiples denuncias recibidas, pero principalmente por el cobro de rescates que realizaban los miembros de esta organización a los dueños de las motos, por las cuales exigían entre uno y dos millones de pesos, según el modelo de la moto.

Si no eran devueltas a los dueños, eran vendidas ya que dentro del operativo la Policía estableció que la banda también había logrado fabricar una máquina con la que era posible copiar casi perfectamente las matrículas de las motocicletas, con lo que también lograban clonarlas para luego venderlas como nuevas.