Policía desmiente nueva denuncia de atraco masivo en TransMilenio

Las autoridades aseguran que el alboroto de los pasajeros fue por un habitante de la calle que ingresó a un bus.

Archivo El Espectador

Ante la versión de un nuevo asalto en un articulado de Transmilenio en la mañana de este jueves, la Policía Metropolitana de Bogotá desmintió la información y señaló que la versión del incidente fue otra.

Informa que a las 5:50 de la mañana, en la estación de Flores, se subió un habitante de la calle, lo que generó incomodidad entre los pasajeros, que pidieron a un patrullero de la Policía que lo bajara del articulado. El uniformado accedió a la petición.

Sin embargo, algunos se percataron de que el habitante de calle había dejado un paquete en la parte trasera del vehículo, lo que provocó pánico, que se bajó corriendo del bus en la estación de la 106.

Luego del transbordo a otro bus, llegó personal antiexplosivos a verificar el paquete que había quedado en el articulado, descubriendo que se trataba de un maletín con ropa sucia.

Sin embargo, una señora que se transportaba en ese articulado y que pidió no ser identificada por razones de seguridad contó que varias personas que se encontraban en la parte trasera del bus comenzaron a gritar porque las estaban robando.

Los usuarios que se encontraban al interior del bus le gritaban al conductor que parara, pues según ellos, había un paquete sospechoso. Sin embargo, según ella, no se trataba de eso, sino que un grupo de jóvenes, bien vestidos, los estaba asaltando.

Según cuenta la señora, el conductor del bus se asustó mucho al oír los gritos de los pasajeros y no sabía en dónde parar.

En la estación de la calle 100 finalmente paró, pero las personas no dejaban abrir bien la puerta para impedir que salieran los presuntos ladrones. Dice la señora que en esa estación se encontraban policías que lograron capturar a los presuntos atracadores.