Policía no debe abstenerse de ingresar a un lugar aunque haya restricciones legales para delitos de menos peligrosidad: Petro

El alcalde asegura que así debe ser si hay indicios de que la vida de las personas puede estar en peligro.

Archivo

Luego de los numerosos casos de violencia intrafamiliar que se han presentado en Bogotá, el alcalde Gustavo Petro anunció que tomará tres medidas para evitar estos casos. Mediante un comunicado oficial, la Alcaldía explicó que dentro de las medidas se encuentra la redistribución de las comisarias de Familia dependiendo de las localidades donde estadísticamente se registran casos de violencia intrafamiliar.

Petro explicó que en este momento el 72 por ciento de los casos sobre violencia al interior de los hogares se concentran en tres localidades: Ciudad Bolívar con un 36 por ciento, Bosa con 17 por ciento y Kennedy, Suba y Usme con un 19 por ciento, por lo que en estas habrá mayor número de comisarias.

"En el examen encontramos varias fallas por parte del Estado que terminaron permitiendo la muerte de estas personas: la estructura institucional de las comisarías de familia no está construida sobre la base de la georreferenciación de los delitos, por lo que la primera decisión es cambiar esa estructura tradicional", manifestó.

La segunda medida tomada por la Administración Distrital es la modificación del código que se envía de la Línea de Atención de Emergencias 123 a la Policía cuando se presenta una denuncia por agresión intrafamiliar, ya que este código está siendo enviado como una riña callejera y no como la tentativa de un homicidio.

"Si la línea 123 recibe una llamada, como la que recibió donde le dicen que al parecer hay un hombre agrediendo a sus hijos, se encapsula esa información en un código que se trasmite a la Policía diciendo que hay una simple riña, cuando en realidad la llamada expresaba una alta peligrosidad", expresó Petro.

De igual manera, dijo que en el momento en que la Policía llega a un lugar que presenta indicios de que la vida de las personas puede estar en peligro, las autoridades no deben abstenerse de ingresar al lugar, aunque haya restricciones de tipo legal para delitos de menos peligrosidad.

El mandatario rechazó los hechos de violencia presentados en Bogotá especialmente contra las mujeres y dijo que es lamentable que el aumento de la participación de las mujeres en la ciudad produzca este tipo de agresiones por parte de los hombres.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Edgar Sánchez, le envió un saludo de condolencia a los familiares de las personas que fueron asesinadas el fin de semana y dijo que el agresor no había consumido ningún tipo de droga o licor, por lo que de manera premeditada planeó el crimen, que es producto de la intolerancia, que la ciudadanía y las autoridades deben continuar evitando.

Temas relacionados