Policía reporta bajos niveles de alcohol en zonas de rumba

Este jueves la Policía hizo 80 pruebas de alcoholemia y salieron negativas.

En la noche de este jueves las autoridades y la Administración Distrital iniciaron las actividades de refuerzo de los operativos de control de embriaguez, tal y como lo anunció a principios de semana la alcaldesa Clara López Obregón, frente a los hechos ocurridos el pasado fin de semana en el que se produjo el fallecimiento de un menor de once años después de ser atropellado por un conductor que conducía bajo los efectos del alcohol.

Los operativos se dividieron en dos partes. La primera inició en el Bar Isola, ubicado en la carrera 12a No 83 – 30 en la Zona T, a las 7:00 de la noche. En este bar se entregó material pedagógico en el que se le enseña a los clientes de los bares no manejar después de haber consumido licor.

Después las labores pedagógicas se trasladaron al Bar Anonymus, ubicado frente al bar Isola donde el presidente de Asobares Bogotá, Camilo Ospina, explicó el funcionamiento de los alcoholímetros instalados al interior de los bares como medida de autorregulación para que los clientes antes de salir del bar sepan su nivel de alcohol y soliciten el servicio de conductor del establecimiento.

La segunda parte de los operativos fue en el parqueadero Parking, ubicado carrera 13 No. 83 – 21, donde Sandra Castañeda, representante de los parqueaderos de esta firma explicó cómo funciona el programa Parqueadero Amigo, que consiste en la posibilidad de dejar el vehículo en el parqueadero de 3 a.m. a 8 a.m. por $20 mil para que la gente no saque el carro con tragos.

Finalmente en la puerta de este parqueadero la Policía Metropolitana de Tránsito realizó los operativos de control de alcoholemia para sancionar a los infractores. Estos operativos fueron organizados conjuntamente por las Secretarías de Movilidad y de Gobierno. El balance final fue de 80 pruebas de alcoholemia que salieron negativas y la inmovilizaron de dos vehículos de personas que conducían embriagadas.